Claves para estudiar a Martí

Madurez y radicalización (1885 - 1891)

Al regresar Martí a Nueva York empieza a aunar voluntades, a palpar los ánimos dispersos después del fracaso de la Guerra chiquita. Reinicia la propaganda revolucionaria y trata de dar forma a una nueva organización revolucionaria.

Al mismo tiempo colabora con La Opinión Nacional, de Buenos Aires; trabaja en una imprenta; traduce; continúa escribiendo Versos libres, que ha iniciado desde 1878; escribe sobre pensadores y literatos, y también algunos de sus mejores trabajos sobre la educación.

Se preocupa por la suerte de América Latina y profundiza paulatinamente su conocimiento de los Estados Unidos.

Lecturas:

img_juanantperezbonaldePrólogo a la segunda edición de El poema del Niágara, del venezolano Juan Antonio Pérez Bonalde: crítica que destaca porque, además de su juicio sobre la obra, Martí expone varios principios de su teoría de la literatura; a saber: vinculación del arte con la época convulsa, de cambios rápidos, de transición, que vive la humanidad y cómo debe ser la literatura para que sea útil a ese tiempo; análisis y censura del romanticismo, ya decadente, que no responde a los requerimientos de la hora; relación de la poesía con la naturaleza y el hombre.

Percibe la comercialización del arte y ve cómo, con el desarrollo del capitalismo, el arte ha dejado de ser tarea de unos pocos, aislados del mundo, para convertirse en una labor común:

¨ el genio va pasando de individual a colectivo ¨

Considera lo que ha venido a ser asunto poético en la época de crisis de valores que vive el mundo:

Suspensa, pues, de súbito, la vida histórica; harto nuevas aún y harto confusas las instituciones nacientes para que hayan podido dar de sí –porque a los pueblos viene el perfume como al vino, con los años--, elementos poéticos; sacadas al viento, al empuje crítico, las raíces desmigajadas de la poesía añeja; la vida personal dudadora, alarmada, preguntadora, inquieta, luz bélica; la vida íntima febril, no bien enquiciada, pujante, clamorosa, ha venido a ser el asunto principal y, con la naturaleza, el único asunto legítimo de la poesía moderna.

Hay en esta crítica también toda una poética explícita. Martí se refiere a cómo debe ser el verso, se percibe su criterio sobre la vinculación del contenido y la forma, y la necesidad de la espontaneidad en la poesía.

Finalmente, aparecen otras valoraciones, ya en cuanto a la poesía misma, ya en cuanto a los dogmas –religiosos o políticos—que coartan la libertad espiritual del hombre.

¨ Oscar Wilde ¨, 1882: crítica literaria; reconoce la calidad de Wilde como poeta, acepta sus ideas en cuanto a la necesidad de hermosear el espíritu, pero rechaza la excentricidad, la extravagancia, y la idea de refugiarse en el pasado como evasión de la realidad presente.

Aquí se reafirma la utilidad y necesidad del arte, y se expone el principio de que

¨ “Conocer varias literaturas es el mejor medio de librarse de la tiranía de algunas de ellas”

¨ Longfellow ¨, 1882: artículo con motivo de la muerte de este poeta, a quien admiraba por sus poemas a la naturaleza.

¨Emerson¨, 1882: obituario. De Emerson admira su humanismo, su relación afectiva con la naturaleza, su intención de proponer y hacer una obra americana, que no copiara lo europeo; y admira igualmente la poesía emersoniana en cuanto tiene de espontánea y natural. Este artículo es clave en cuanto al conocimiento de las ideas filosóficas de Martí, y para el estudio de sus campos léxicos y semánticos.

¨ Darwin ¨, 1882: es también un artículo escrito con motivo de la muerte del científico, a quien le admira su sinceridad y preocupación por estudiar la naturaleza, aunque no comparte su teoría de la evolución de las especies, y, sobre todo, la negación del espíritu que cree implican las teorías darwinianas. Al aplaudir al sabio que hizo en tierras americanas sus expediciones y experimentos, aprovecha para describir la exuberante naturaleza americana, sus bellezas, y lo distintivo y maravilloso de su geografía, flora, fauna y costumbres.

A mediados de 1882, y después de haber tratado con varios patriotas cubanos, entre ellos Flor Crombet, Martí considera suficientemente maduro el proyecto para una nueva organización insurreccional y se decide a escribirles a Máximo Gómez y Antonio Maceo.

Los dos grandes generales de la Guerra Grande consideran prematuro el proyecto de Martí. Gómez no le contesta hasta octubre, y se desconoce si Maceo le contestó, puesto que no hay constancia escrita de ello


El Plan Gómez – Maceo del 84 demostrará que los tres patriotas no coincidían en muchas de sus concepciones en cuanto a la guerra.

Martí tenía ya una idea muy definida de cómo hacer la guerra, pero no tenía una experiencia práctica. Gómez y Maceo tenían el prestigio y la experiencia de la guerra de los diez años y no entendían a Martí.

Lecturas:

Carta a Máximo Gómez: expone sus ideas de cómo debe ser la nueva guerra y su organización. Su teoría política está casi completa. Habla de evitar las camarillas, las improvisaciones y precipitaciones; critica a los anexionistas y a los autonomistas; quiere una guerra rápida, organizada y justa, que cuente con todos los elementos allegables.

Carta a Antonio Maceo: la idea fundamental es la unidad de las razas para la guerra en Cuba, y además se expone una idea fundamental:

¨...a mis ojos no está el problema cubano en la solución política, sino en la social... ¨

Versos libres: la mayoría de los poemas de este libro, que apareció después de muerto Martí, son del año 82. Como no fue preparado por el Maestro para su publicación, el poemario tiene algunas dificultades de organización.

En cualquier caso, es un libro fundador en la literatura hispánica: por el uso del verso blanco, por la amplitud y variedad de los temas; es decir, la ausencia de una definición temática central es una voluntad estética. Todo esto, y no solo la ausencia de rima, es lo que abarca el título de ¨ Versos libres ¨.

Hay poemas sobre su concepto del amor, de la muerte, otras consideraciones morales, situaciones y experiencias personales, valoraciones de distinta índole, impresiones, sentimientos.

Uno de los temas más importantes será el tratamiento del concepto de poesía en Martí, a través de varios poemas que exponen la poética. Los principios de esta poética martiana –espontaneidad, fuerza, sinceridad, ¨ sonoridades difíciles ¨, ¨ verso escultórico y vibrante como la porcelana ¨-- coinciden con los que ha expresado en críticas literarias como la de Bonalde y Emerson.

El rasgo más significativo de Versos libres está, precisamente, en esa turbulencia, esa irregularidad que garantiza la espontaneidad de la expresión. La novedad de este poemario radica en esa falta de ataduras formales (salvo el uso del endecasílabo que es constante por natural a Martí), la adecuación del tono y de otros recursos de la forma a la intención y al estado de ánimo del poeta. El priorizar lo significativo sobre la perfección formal, y el lograr que la forma fuera la manifestación de lo significante nos presenta a Martí más cercano a la estética de nuestro tiempo, que a la del suyo.


En 1883 Martí analiza la cuestión de las relaciones comerciales entre México y los Estados Unidos. En este año, Martí no ha desentrañado completamente la realidad de los Estados Unidos, de modo que resulta de interés el tono y el punto de vista de sus planteos de esta época, para poder apreciar la evolución posterior de estos criterios.

A la muerte de Karl Marx, a quien los obreros de Nueva York rindieron varios sentidos homenajes, José Martí dio a La Nación una carta en donde incluía un comentario sobre la muerte del gran revolucionario.

Después de rechazar el proyecto de Martí, Gómez y Maceo elaboran un nuevo plan de guerra al que invitan a participar a Martí.

En el año 1884 se producirá la crisis entre los tres patriotas, al llegar los generales a Nueva York y discutir con Martí su plan. Este no está de acuerdo con los métodos que se proponen, porque los considera iguales a los de las anteriores guerras que fracasaron.

Según Enrique Trujillo, la entrevista entre Martí, Gómez y Maceo fue violenta: los generales consideraban que lo que había llevado al fracaso la Guerra Grande había sido la existencia de un gobierno civil por encima del militar. Por su parte, Martí creía que la causa había sido la falta de coordinación entre los diferentes factores de la guerra, y que con la organización que proponían Gómez y Maceo se afianzaría el caudillismo.

Martí rompe con el plan, y escribe una carta a Gómez donde expone nuevamente cómo debería ser la guerra.

Se promete retirarse de la vida política activa, no participar siquiera en actividades patrióticas, para no estorbar el plan de Gómez y Maceo.

Angustiado, pero firme, se apartará del trabajo patriótico directo hasta que, a finales de 1886, fracasa el proyecto de los generales.

Lecturas:

¨ El tratado comercial entre los Estados Unidos y México ¨, La América, Nueva York, 1883

En este artículo, con una delicadeza extrema, juzga las ventajas y desventajas que puede acarrear, para México y para toda la América Latina el tal tratado. Cautelosamente expone la desventaja que significa para los otros países la preferencia de México en el mercado norteamericano, y también cómo, al basarse la riqueza estatal de México en las aduanas, el tratado dejaría sin rentas al gobierno, en detrimento de las subvenciones del ferrocarril que se construía, el cual caería en manos privadas norteamericanas. Advierte al descuido que el general Grant –presidente de los Estados Unidos y promotor del tratado—es uno de los accionistas de los ferrocarriles norteamericanos.


¨ Karl Marx ¨: describe algunos de los actos realizados en Nueva York, y expone sus ideas sobre el filósofo:

¨ Como se puso del lado de los débiles, merece honor ¨

Pero considera que las ideas marxistas impulsan a la violencia clasista, a la que se opone, por más que llegue a comprender la justeza de la lucha obrera:

¨ Pero no hace bien el que señala el daño, y arde en ansias generosas de ponerle remedio, sino el que enseña remedio blando al daño. Espanta la tarea de echar a los hombres sobre los hombres. Indigna el forzoso abestiamiento de unos hombres en provecho de otros. Mas se ha de hallar salida a la indignación de modo que la bestia cese, sin que se desborde y espante ¨ .

Todo indica que Martí no conoció la obra de los clásicos del marxismo más que por referencias, de modo que aquí no hace un análisis del pensamiento de Marx, como acostumbraba.

¨Wendell Phillips ¨: artículo en que se destaca la admiración martiana por el antiesclavismo y el amor a la justicia de este orador.

¨ A aprender en las haciendas ¨, ¨ Trabajo manual en las escuelas ¨, ¨ Maestros ambulantes ¨, ¨ Una distribución de diplomas en un colegio de los Estados Unidos ¨ : trabajos sobre temas educacionales en los que están resumidas sus ideas pedagógicas, entre ellas la vinculación del trabajo intelectual y manual, la conveniencia de ofrecer una educación de acuerdo con las necesidades del país, la enseñanza basada en la experimentación y la práctica:

¨ Se pierde el tiempo en la enseñanza elemental literaria y se crean pueblos de aspiradores perniciosos y vacíos. El sol no es más necesario que el establecimiento de la enseñanza elemental científica ¨.

Carta a Máximo Gómez: expresa la idea crucial de que la guerra debe ser de pensamiento y de conjunto.

 

Ver más

Comentarios


Deja un comentario