Consejos para las familias

Elaborado por: Ileana Díaz Beltrán
La familia es la primera escuela de virtudes humanas sociales, que todas las sociedades necesitan; por medio de la familia se introduce en la sociedad a las personas.
familia joven…”Son las familias como las raíces de los pueblos; y quien funda una y da a la patria hijos útiles, tiene, al caer en el último sueño de la tierra, derecho a que se recuerde su nombre con recuerdo y cariño”….José Martí (Obras Completas T.28 p.317)
En el seno de la familia se producen procesos básicos: la expresión de sentimientos, adecuados o inadecuados, la personalidad del individuo y patrones de conducta; todo esto se aprende en la dinámica familiar y los que así aprendan enseñarán a su vez a sus hijos, es una estructura compleja en donde se vierten las emociones de los individuos, se mantienen los vínculos afectivos, valorares y en donde se ponen más a prueba los conflictos humanos.
En la familia se dan los primeros procesos de enseñanza y aprendizaje, aunque los padres no han recibido formación para ello; es donde se realiza la socialización primaria de los individuos, se aprenden actitudes, valores... que constituirán el sustrato para su vida personal y social, e influirán en su desarrollo y a lo largo de toda la vida. "la educación familiar funciona por la vía del ejemplo" (Savater, 1997).

DefinicionDefinicion

La familia es la base de la sociedad, constituye su célula básica, el primer escenario para educar y recibir de sus miembros la orientación que forja el carácter en un largo y complejo proceso. Constituye el espacio ideal para aprender de los mayores las normas que llevará a niños, adolescentes y jóvenes a formarse como buenos ciudadanos.




compartir las tareas domésticas2Las actividades que realiza la familia constituyen la fuente mediata de la que surgen las motivaciones, las necesidades que demandan el cumplimiento de un rol. Estas actividades favorecen la formación y desarrollo de la personalidad de los hijos(as) y a su vez se regula la actividad que como parte de la familia deben realizar. Durante este proceso van asumiendo determinadas actitudes ante todo lo referido a su familia, encuentra su posición dentro de este grupo, lo perciben a partir de dos perspectivas: la de sus padres y la suya propia. Las actividades familiares propician la reproducción de patrones de comportamiento que los hijos(as) aplicarán en su interacción con los restantes miembros de su familia y con los otros grupos en los que se inserten.
Teniendo en cuenta lo antes expuesto se hace necesario exponer algunos consejos a la familia de manera que estimule a considerar su responsabilidad consciente en la formación de sus hijos, en coordinación con la escuela, para suministrarle conocimientos, desarrolle actitudes, convicciones, intereses y motivaciones para la formación efectiva de valores que enorgullezcan a cada uno de los miembros de la familia y en particular a los más pequeños.

La educación para el desempeño los roles familiares, no es una tarea privativa de padres e hijos(as). El maestro desde su función orientadora puede y debe ejercer una influencia positiva en este contexto. Aprovechando las fortalezas de cada uno de los miembros de la familia y sobre la base de las necesidades de aprendizaje diagnosticadas, podrá ayudar a la familia a crear el marco propicio para el desarrollo armónico de la personalidad de todos sus integrantes.
El desempeño de los roles familiares se refiere a las actividades que realizan los miembros de una familia, para el cumplimiento de una tarea, o satisfacción de determinada necesidad relacionada con el medio familiar.
Para esto es necesario que ocurra un proceso de aprendizaje de los roles familiares, el cual expresa el grado de asimilación de los contenidos de los roles, de sus funciones inherentes, así como del sistema de relaciones que debe desarrollar para su cumplimiento. Este proceso no ocurre de manera planificada y no siempre es intencional.
El aprendizaje de los roles familiares ocurre a partir de las dinámicas familiares internas y del condicionamiento histórico social de las familias; condición que permite analizar estos aprendizajes teniendo en cuenta: el marco histórico y el tipo de sociedad en que ocurren, las tradiciones existentes con respecto a la educación y al funcionamiento familiar, la construcción que del desempeño de los roles de género se asume a nivel social y a nivel de familia, los valores morales que comparten.
Aspectos que no deben faltar para incidir en la adecuada formación de nuestros hijos:

ConsejoConsejo

- Cumplir con los roles de padres en el cumplimiento de las tareas hogareñas cuidando los patrones de conducta, siendo dignos ejemplos en la formación de valores de las futuras generaciones.

- Mantener estrecha relación con la escuela para lograr una actualización sistemática del comportamiento social de los hijos con su colectivo y con el maestro y tomar las medidas necesarias con el apoyo del maestro para garantizar el desarrollo de valores, sentimientos y formas apropiadas de conductas y de esta forma el bienestar del educando.
- Revisión sistemática de las libretas, preguntarle cómo le va, en qué se le puede ayudar, exigirle para que estudie, y no buscar justificaciones que perjudiquen su formación. Los hijos no son de cristal, y un poco de exigencia no hace daño; más bien hay que agradecerlo.
- El apoyo con las tareas de la escuela es muy estimulante para el alumno, y ese es uno de los roles que deben de interiorizar la familia; no es hacerle el trabajo práctico, sino apoyarlo en su realización y esto es muy estimulante para el alumno.
-Relacionarse con la maestra y conocer las necesidades de aprendizaje de los hijos para poder influir de manera positiva como educadores.
-El afecto permitirá tener una buena comunicación. Esto es complicado porque cada persona es diferente. Debe mediar el respeto, no importa la edad que tenga el niño, hay que escucharlo, y por último tener confianza en el mejoramiento de las personas, entender sus capacidades. Esto constituye el soporte de su equilibrio emocional y de una adecuada autoestima.
- El padre no le puede quitar la autoridad al maestro o viceversa, porque la influencia de ambos está actuando sobre un mismo ser humano.

La relación hogar –escuela genera un proceso de enseñanza y aprendizaje para la familia y para el maestro por lo que se hace imprescindible la participación en todas las tareas planificadas que garanticen la formación integral de las nuevas generaciones, logrando su efectividad en el resultado final.

Variadas aristas tiene el tema del que nos hemos ocupado en esta ocasión, la experiencia personal de cada padre puede aportar nuevos elementos a lo ya dicho, sobre todo si tenemos en cuenta las palabras del pedagogo cubano, Enrique José Varona:
“En la sociedad todo educa y todos educamos [...] lo existente es la idea de la generalidad de los padres de que su papel de educadores se limita a enviar a sus hijos a la escuela y de que en esta se ha de verificar el milagro de que el niño se desprenda de todos los malos hábitos engendrados en el hogar por descuido de los que le rodean y aprendan en la escuela todo lo que luego ha de serle útil en la vida”.

Regresar a Consejos

Comentarios


Deja un comentario