MONUMENTO-ESTUDIANTES-MEDICEl 27 de noviembre
“Se llenó nuestra Habana de turbas engañadas y coléricas: temblaron ante ellas los que hubieran podido desarmar la furia con mostrar a sus jefes el ataúd: todavía se estremecen de pavor los que recuerdan las cárceles cercadas, el palacio sitiado, los caballos de los pacificadores muertos a bayonetazos, los toques de corneta anunciando en el lúgubre silencio las gallardas cabezas que caían…”
De esta forma describió el Apóstol el dramático escenario de violencia colonial en que se produjo el 27 de noviembre de 1871 el fusilamiento de ocho estudiantes de medicina en un artículo dedicado a homenajear a su amigo de la infancia Fermín Valdés Domínguez.
Enlace al tema

Comentarios


Deja un comentario