El cine en el aula

 

Por Roberto Gómez Montano

Cuando en el 2003 fuimos convocados para grabar las clases de Historia de Cuba para noveno grado la profesora Teresa Bernabeu y quien escribe estas notas decidimos incluir en ellas un grupo de filmes cubanos que abordaban deferentes temas de la historia nacional. Pensamos en la conveniencia de insertar a lo largo de la dosificación aquellas obras que trataran temas de la asignatura como medio para apoyar el trabajo de los docentes en las escuelas. La aceptación por parte de alumnos y profesores nos condujo a repetir la experiencia en las nuevas grabaciones del 2008 y ampliar el listado de filmes presentados. Estas clases están ahora en las escuelas. Constituyen en la mayoría de los casos materiales de 30 minutos de duración donde se ha condensado lo esencial del filme seleccionado y se sugieren actividades para desarrollar con los estudiantes después de la visualización del filme.

¿Qué puede hacerse con estos materiales?

BaraguaDVD_psd

Un primer paso debe ser consultar en la dosificación los filmes que se encuentran disponibles y comprobar su estado técnico. Sobre este aspecto quisiera recordar que almacenar los casetes en un lugar seco y fresco, rebobinados hasta el inicio y colocados verticalmente con la parte rebobinada hacia abajo, ayuda a alargar su vida útil.

¿Cómo puede el profesor emplear estos materiales en su clase?

Las posibilidades son múltiples. El profesor durante el proceso de preparación de su clase podrá decidir en qué momento podrá introducir el filme y qué tipo de actividad podrá desarrollar.

Esencialmente consiste en presentar el material a los alumnos antes de tratar los contenidos, con el propósito de que la visualización aporte elementos de conocimiento que garanticen el punto de partida para iniciar el estudio de un tema. En este punto necesariamente el docente debe explicar el propósito que persigue al traer el filme para que sea observado. Puede además dictar a los alumnos o colocar en la pizarra los aspectos sobre los cuales quiere llamar la atención.

En este caso se trata de introducir la visualización en determinado momento de la clase para explicitar o hacer más asequible el contenido que se está enseñando. Puede también tener el propósito de condensar un contenido que por su amplitud requeriría de varios turnos pues una de las ventajas del uso del cine en la enseñanza es que permite optimizar el tiempo necesario para exponer un tema.

maisinicu

Escena tomada del filme "El Hombre de Maisinicú", sobre la lucha contra bandidos

Una vez tratado los temas, es posible emplear un filme para consolidar los contenidos que han sido estudiados sobre la base de que los alumnos obtengan visión de los contenidos estudiados asociada a su experiencia personal.

Sobre este aspecto sería apropiado recordar lo planteado por Carmen Rojas Gordillo, Asesora Técnica de la Consejería de Educación en Sao Pablo, Brasil al referirse a las bondades del cine en la enseñanza : “Pedagógicamente, pues, el cine permite acortar el distanciamiento entre los contenidos programáticos y la experiencia del alumno y dar un tratamiento contextualizado a los contenidos de la enseñanza; exige usar conocimientos interdisciplinarios; facilita la diversidad cultural; aporta el componente lúdico que muchas veces se le ha negado a la escuela; y, en la medida en que se produce una identificación sujeto-objeto, potencia el aprendizaje significativo.”

Los contenidos pueden ser evaluados utilizando uno o varios fragmentos de un filme que sirvan de apoyo para responder actividades creadas por el profesor. Estas pueden estar destinadas a identificar determinado proceso histórico, caracterizar una etapa o valorar una figura estudiada.

Obviamente serán las necesidades de los estudiantes y las características del grupo y la habilidad pedagógica de cada docente, las que determinaran la forma en que puedan ser empleados los filmes que se hallan incluidos en las videoclases que se encuentran en todas las escuelas del país.

 

Regresar a Tutoriales

 

Comentarios


Deja un comentario