banerdesarrollodesigual
Hacia el siglo XV existían en el mundo pueblos con diferentes niveles de desarrollo técnico, económico, social y político. Cuando algunos desconocían la división de la sociedad en clases y la explotación del hombre por el hombre, por lo que vivían en la Comunidad Primitiva, otros ya si la conocían. Algunos respondían por sus características a las sociedades de desarrollo tributario, otros estaban en el esclavismo o el feudalismo.
Una breve mirada a algunos ejemplos estudiados en las clases permite corroborar lo planteado anetriormente:

China (Dinastía Ming) y la India (Feudalismo)

África: pueblos Árabes (Feudalismo)

Imperio Malí (Esclavismo)

Bosquimanos y Pigmeos (Comunidad Primitiva)

América: Altas culturas americanas: Mayas Aztecas e Incas (sociedades tributarias o clasistas)

Después de leer el tema1 y sus contenidos relacionados, consultar la información que aporta el libro de texto de la asignatura acerca del desarrollo desigual de los pueblos de Asia, Africa y América durante la Edad Media, puedes realizar las actividades que te proponemos en este enlace.
La Dinastía Ming
(Tomado del sitio Web Arte e Historia)
El descontento popular, debido principalmente a las hambres cíclicas, contra el cada día más débil gobierno mongol cristalizó en una serie de rebeliones, una de las cuales dirigida por el antiguo monje Chu Yüan Chang logró vencer a los mongoles y conquistar Pekín en 1368, de la que había huido el último emperador mongol, Togan Temür. El movimiento liderado por Chu Yüan Chang estaba ligado al llamado movimiento de los Turbantes Rojos que incorporaba un elemento escatológico nuevo, el creer en un Buda redentor o Maitreya, y a la vez enraizaba con el más profundo nacionalismo tradicional. Después de acaudillar durante veinte años la revuelta al conquistar la capital se proclamó emperador con el nombre de Tai Tsu (1368-1398), iniciándose la dinastía Ming, que habría de regir los destinos de China hasta 1644. La nueva capital del renovado imperio fue Nankín y la consolidación militar del Estado fue el objetivo primordial del nuevo soberano. Para ello expulso a las mongoles de sus últimos reductos en las provincia de Yunnan y después los atacó en sus propios territorios de origen, Manchuria, apoderándose de su capital Karakorum en dos ocasiones en 1372 y 1388. Sus victorias le permitieron establecer una especie de protectorado sobre Corea desde 1392.
Dinastiaming

La expansión continuó durante la primera mitad del siglo XV, en especial durante el reinado del hijo del fundador de la dinastía, Cheng Tsu, cuyo nombre dinástico sería Yung Lo (1403-1424), verdadero consolidador de la dinastía. Sus reiterados ataques contra los nómadas de Mongolia impidieron la creación de un resurgir militan mongol, llegando incluso en 1414 a destruir Karakorum. En 1420 volvió a instalar la capital en Pekín, ya que Nankín quedaba lejos de sus campañas hacia el Norte, si bien continuó siendo la segunda capital, y la ciudad en donde se hizo construir su sepulcro.
La utilización de armas de fuego permitió al ejército china dominar temporalmente Annam en el Sur hasta 1428, conquistando Hanoi en 1407. La construcción de una potente flota imperial de unos 70 navíos, no pudo impedir los ataques de los piratas japoneses contra las costas chinas. Dicha flota también sirvió para realizar importantes expediciones ultramarinas entre 1405 y 1430, llegándose a visitar 30 países en Insulindia, el océano índico y las costas orientales de África. Se llegó a los puertos del golfo Pérsico (Ormuz, 1412-1415), así como a Aden y Jedda, en Arabia.
El esplendor de los dos primeros reinados Ming se basó en una profunda reconstrucción agraria y en la puesta en marcha de un nuevo régimen político y administrativo. Especialmente sensibles a las reivindicaciones campesinas acaudilladas por el fundador de la dinastía contra los mongoles, supuso un aumento considerable de la producción agrícola y la redacción de nuevos censos y catastros entre 1381 y 1391. También se fomentó la repoblación forestal, sobre todo en la región de Nankín, hecho que permitió después la construcción de grandes flotas. Todas las grandes empresas fueron llevadas con un férreo absolutismo, de clara influencia del régimen mongol anterior. De hecho el Código de los Ming de 1367 centralizaba todos los poderes efectivos en manos del emperador, el cual rodeado de Consejos secretos, vigilaba su propia burocracia a través de policías secretas o de drásticas purgas. Sin embargo, a pesar de todos estos controles, desde mediados del siglo XV el poder del gobierno se fue debilitando por la corrupción, la administración de los eunucos y las luchas fratricidas, surgidas a raíz de que los emperadores Ming dejaron de asistir a las audiencias y tomar parte en los asuntos de Estado.
Los emperadores Ming volvieron a imponer el sistema de dos impuestos, el de verano, con la entrega de trigo, y el de otoño, con la entrega de arroz. Desde 1450 se fue pasando gradualmente al sistema de cobrar los impuestos en metálico, en lugar de hacerlo en especie.
El periodo Ming se caracterizó por dos factores esenciales: el nuevo y creciente sentimiento nacional de los chinos, que se desarrolló hasta dar lugar a un nacionalismo popular, y el fortalecimiento de la burguesía, que alcanza la máxima importancia como portadora de la cultura. Es un periodo en que se rechaza todo lo extranjero, y se busca por todos los medios el conocimiento de su propia tradición. Sin embargo este odio hacia lo extranjero no impidió que se continuasen los contactos diplomáticos con el exterior, ni que penetrasen influencias culturales europeas con la llegada de los primeros navíos portugueses a las costas de China en 1514, ante Cantón en 1517, y que desde 1557 existiese una importante colonia portuguesa en Macao.
El periodo Ming, tanto cultural como políticamente, fue una de las épocas más importantes de China, y la que determinó la concepción europea sobre la nueva China. La pintura, la cerámica, la arquitectura, la artesanía, la literatura, la filosofía brillaron como nunca, y la acción al enciclopedismo, tan arraigado en China, alcanzó una de sus cúspides. De 1406 es el gran tratado de botánica conocido como "Herbario para remedio de las épocas de hambre". También generaron una gran enciclopedia los libros geográficos y de viajes en 1461.
A mediados del siglo XV comenzaron las problemas para la dinastía con la aparición de numerosos campesinos vagabundos (taomin) que se dedicaban al vagabundeo, minería o al pequeño comercio incontrolado, a la vez que aumentaban los terratenientes, únicos capaces de hacer frente al cada vez más duro sistema fiscal, pero incapaces a su vez de contener las revueltas cada vez más violentas de los pequeños campesinos y de los sin medios de subsistencia.
En el exterior, los mongoles liberados del control chino multiplicarán los ataques sobre la frontera norte, llegando incluso a hacer prisionero al emperador Ying Sung en 1449, que es puesto en libertad previo pago de un rescate y firma de una paz en 1453.
La Edad Media finalizaba en China justo cuando empezaba la relajación del Imperio Ming, que había dado un primer siglo de recuperación nacional en todos los campos.

caravanadesierto
Desde muy antiguo el desierto del Sahara fue testigo de las redes comerciales que se establecieron entre los estados norteafricanos y el África negra (para los griegos “Etiopía”, para los bereberes “Akal n´Iguinawen”, para los árabes “Blas es-Sudan”). Los primeros, inmersos en continuas guerras que demandaban importantes cantidades de oro, y el África negra subsahariana con importantes yacimientos de este preciado metal pero que carecía de un bien básico para la supervivencia de sus habitantes: la sal. De esta forma, a cambio de la preciada sal y de otros productos ornamentales que venían de oriente, los estado subsaharianos ofrecían oro y un bien que era muy valorado: personas que esclavizar. Entorno a esta actividad comercial fueron surgiendo los distintos estados de África occidental como respuesta a la necesidad de un fuerte poder que garantizase la seguridad de las caravanas que atravesaban el desierto.
Imperio de Malí o Imperio de Mali, imperio de África Occidental que dominó la región durante los siglos XIII y XIV
El Imperio de Mali (o Malí) fue el segundo y más extenso de los tres grandes imperios sucesivos, incluidos el de Ghana (c. 700-1240) y el de Songay (siglos XV-XVI). El Imperio de Mali fue un modelo de política para los reinos que existieron mucho después de su decadencia en los siglos XV y XVI.
Sundiata Feita es considerado el fundador del segundo gran imperio de África occidental. En 1235, al frente de un ejército formado por otros doce reyes que se le habían unido, logró derrocar a Sumaworo, el rey que había intentado previamente reunificar el gran imperio de Ghana.
imperiodemaliMLa economía floreció bajo la estabilidad que ofrecía el nuevo emperador. La agricultura siguió siendo la primera actividad productiva, incorporándose el cultivo del algodón a los cereales, tubérculos y arroz de antaño. La minería volvió a explotar las minas de oro de Buré y Bambuk. La paz favoreció un nuevo renacer del comercio, que volvió a relacionar los dos extremos, norte y sur, del Sahara. Esta vez a través de Walata, la primera ciudad del sur que encontraban las caravanas después de atravesar el desierto.
El imperio de Malí alcanzó su apogeo durante el reinado del emperador Kanku Musa, que ejerció el poder entre 1312 y 1337. A él se le debe la difusión legendaria en Occidente de la riqueza aurífera del antiguo Sudán cuando en su célebre viaje de peregrinación a los lugares santos del Islam, mostró una increíble ostentación de riqueza allí por donde su numerosísima comitiva pasó. Kanku Musa ejerció además un mecenazgo sobre distintos artistas que encontró en su viaje de peregrinación, algunos de los cuales, como el granadino Es-saheli que transformo la arquitectura de la región, se los llevó a su país.
Tras la descomposición de Mali por sus propias debilidades internas y los ataques repetidos de muchos de sus pueblos sojuzgados, surgirá el tercer gran imperio negro, el Songhay.

El Imperio de Mali estaba estratégicamente situado cerca de minas de oro y era rico en agricultura al encontrarse en la llanura sujeta a las inundaciones del río Níger. Hasta mediados del siglo XI esta región estaba dominada por el Imperio de Ghana. Cuando Ghana declinó, distintos reinos se disputaron su influencia en la zona. En 1235 el pequeño estado de Kangaba, regido por Sundiata Keita, derrotó al reino próximo de Sosso en la batalla de Kirina. Sundiata y su sucesor inmediato crearon el Imperio de Mali que se extendía al oeste hasta el Atlántico, al sur hasta las tierras auríferas de Bondu y Bambuk; al este más allá del río Níger, y al norte hasta las minas de sal y cobre del Sahara. La ciudad de Niani pudo haber sido la capital. En su apogeo, Mali era una confederación de 3 estados independientes aliados libremente (Mali, Mema, y Wagadou) y 12 provincias protegidas. El rey se reservó el derecho a dispensar justicia y a monopolizar el comercio, en concreto del oro.

La fama de Mali se extendió a los mundos islámico y europeo cuando su kankan (regente) Mansa Musa, realizó un espectacular peregrinaje a la ciudad santa islámica de La Meca (en lo que es actualmente Arabia Saudí) en 1324 y 1325, cargado de oro y esclavos. Durante su reinado (1312-1337) centros comerciales como Jenne y Tombuctú florecieron bajo la influencia del islam, que se introdujo en la elaborada vida de la corte. Sin embargo, durante los siglos siguientes, las intrigas políticas y las disputas por la sucesión minaron la fuerza del Imperio. Hacia principios del siglo XIV, las ciudades y provincias del norte comenzaron a rebelarse. Los songay fueron uno de los primeros pueblos que obtuvieron la independencia, y durante el siglo XV gran parte de Mali cayó bajo el Imperio de Songay. El legado de Mali se refleja en las persistentes similaridades culturales entre los pueblos mandé, especialmente los que hablan malinké, bambara y soninké y que continuaron ocupando la mayor parte de África Occidental.

bosquimanos Los bosquimanos, (gentes del bosque), también conocidos como San, Khoisan o Basarawa es un grupo de pueblos africanos repartidos por Botswana, Zambia, Namibia, Angola, República Sudafricana y Zimbabwe. Sus ocupaciones tradicionales eran la caza y la recolección y actualmente son el resto de una población mucho mayor, que fueron desplazados por la ocupación de sus tierras y diezmados, primero por los bantúes, (dedicados a la ganadería), hace unos 1500 años y posteriormente por las potencias coloniales europeas.

En el siglo XV existían en África otros pueblos organizados en tribus y vivían en Comunidad Primitiva, los bosquimanos y pigmeos. Sans o Bosquimanos, conjunto de pueblos nómadas que habitan principalmente el desierto de Kalahari de Botsuana y Namibia en el sur de África. En épocas pasadas, los sans eran conocidos como bosquimanos por la población blanca de Sudáfrica; hoy se les suele denominar khoisans con el fin de reflejar sus afinidades culturales. Los sans hablan las lenguas khoisán, que se caracterizan por sus sonidos chascados.

La población san es de unos 50.000 individuos; la mitad aproximadamente son cazadores-recolectores organizados en pequeños grupos integrados por unos diez núcleos familiares. Cada grupo posee los derechos de exclusividad sobre un territorio de unos 775 km2, por el que se desplaza trasladando sus viviendas a medida que los alimentos van escaseando. Las mujeres se dedican a recolectar plantas y frutos silvestres, que constituyen la base de su alimentación. Los hombres complementan su dieta alimenticia con animales que cazan con arcos ligeros y flechas de punta envenenada. Durante el invierno, cuando los alimentos no son suficientes para todo el grupo, las diferentes familias se separan y viven de forma aislada. Cada grupo o banda san está encabezada por un jefe hereditario con poderes limitados. Los grupos no tienen lazos políticos, pero los individuos están vinculados por una compleja red de parentesco. Los sans viven algunas veces en cuevas o chozas cubiertas, lugares en los que pintan y graban imágenes sobre las paredes con gran habilidad.

Los sans viven en el sur de África desde hace miles de años. Su territorio, que en tiempos fue extenso, quedó reducido por los colonos blancos a principios del siglo XVIII. En nuestro siglo, muchos sans han adoptado una forma de vida sedentaria, en gran parte como agricultores, lo que ha alterado visiblemente su herencia cultural.

Pigmeo: grupo étnico que se caracteriza por tener en la edad adulta una estatura inferior al 1,50 m, piel muy oscura y cabello rizado, que constituyen rasgos hereditarios. Los pueblos pigmeos habitan en los bosques pluviales de África central, en la península Malaya (la etnia semang), Filipinas (aeta y otros pueblos), el centro de Nueva Guinea (diversas etnias) y las islas Andamán (andamaneses) de la India. Algunos grupos conservan su estilo tradicional de vida basado en la caza y la recolección (Cazadores-recolectores), mientras que otros la han abandonado en favor de una existencia agrícola sedentaria.

Se cree que los pigmeos africanos —el grupo más numeroso, estimado entre 150.000 y 300.000 individuos— vivieron en la cuenca del río Congo antes de la llegada de otros pobladores. Hoy viven también en Gabón y Camerún. El grupo étnico más conocido, los mbuti o bambuti, son los de menor estatura, con un promedio de 1,30 m. Los pigmeos africanos, junto con los bosquimanos y hotentotes, forman parte de los pueblos paleoafricanos.

Los pigmeos asiáticos, como los aeta, a los que los españoles llamaron “negritos”, representan a grupos humanos muy primitivos. Los andamaneses desconocen los métodos para encender el fuego y, por ello, mantienen hogueras de forma permanente.

Los semang moran en las copas de los árboles o construyen sencillos paravientos de hojas y ramas. La moderna antropología y los estudios sobre el grupo sanguíneo revelan que los pigmeos de África, Asia, Oceanía y la India pertenecen a dos razas distintas, ya que difieren genéticamente y presentan orígenes independientes.


1 En la preparación de este tema se han incluido fragmentos tomados del sitio Web Arte e Historia, el Tabloide preparado para la Misión Amanecer del MSC. Esteban Muro, el texto de Historia Universal de la Dra. Lilliam Moreira publicado por Ediciones Imagen Contemporánea en el año 2004 y el texto Historia Universal I publicado por la editorial Pueblo y Educación en 1983.

Leer más

ContactResponsable: M.Sc Roberto Amado Gómez Montano
Correo: historia@cubaeduca.cu

Desde muy antiguo el desierto del Sahara fue testigo de las redes comerciales que se establecieron entre los estados norteafricanos y el África negra (para los griegos “Etiopía”, para los bereberes “Akal n´Iguinawen”, para los árabes “Blas es-Sudan”). Los primeros, inmersos en continuas guerras que demandaban importantes cantidades de oro, y el África negra subsahariana con importantes yacimientos de este preciado metal pero que carecía de un bien básico para la supervivencia de sus habitantes: la sal. De esta forma, a cambio de la preciada sal y de otros productos ornamentales que venían de oriente, los estado subsaharianos ofrecían oro y un bien que era muy valorado: personas que esclavizar. Entorno a esta actividad comercial fueron surgiendo los distintos estados de África occidental[1] como respuesta a la necesidad de un fuerte poder que garantizase la seguridad de las caravanas que atravesaban el desierto.



[1] Tomado de http://www.kasbahitran.com/mali/mali_es/historiademali.html

Comentarios


Deja un comentario