El mundo ya no sería el mismo al terminar la Segunda Guerra Mundial. La terrible amenaza del Nuevo Orden Nazi había sido conjurada gracias a lacertación de una diversidad de fuerzas entre las que sobresalieron los pueblos de los países agredidos por la maquinaria de guerra alemana y el heroismo sin límite de los soldados y el pueblo soviético. Después de la derrota fascista tendrían lugar importantes cambios en Europa, los cuales se sentirían más allá de las fronteras de este continente.
¿En qué condiciones quedó Europa Occidental al terminar la guerra?
¿Qué factores determinaron la ayuda norteamericana a la reconstrucción europea?
¿Qué rasgos caracterizan el desarrollo de esta parte del mundo entre 1945 y 1990?
Estas y otras interrogantes son respondidas en este artículo. Después de leerlo te sugerimos que realices las actividades a él vinculadas.

Europapostguerra1

Europa después de la Segunda Guerra Mundial hasta la década del 90

Por Jesús Írsula y Roberto Gómez

El escenario fundamental de la confrontación bélica iniciada con la invasión de la Alemania fascista a Polonia en 1939 exhibía terminada la contienda las terribles huellas del conflicto. Más de 50 millones de muertos, desplazamiento de la población huyendo de la destrucción y la muerte; gravísimos daños a la planta industrial instalada con la subsiguiente disminución de la producción; destrucción del sistema de transporte y comunicaciones; la infraestructura vial colapsada se sumaría a los factores que provocaron la disminución del comercio europeo, mientras que los movimientos de las líneas de frontera anteriores a la Guerra comenzaban a gestar las fricciones que causarían eventualmente nuevos conflictos.

Una mirada al escenario posbélico nos permite apreciar que en él se conjugan elementos de la situación económica con otros de naturaleza geopolítica.

Algunos de los rasgos que caracterizan la situación internacional después de 1945 pudieran ser resumidos de la siguiente forma:

  1. _Pérdida de la hegemonía de Europa Occidental en el mundo
  • _Fortalecimiento de la URSS y ampliación del socialismo a otras áreas
  • _Estados Unidos emerge como primera potencia imperialista

Con respecto al primero de estos rasgos es conveniente recordar que hacia 1900 el acontecer político en el mundo era dirigido desde Europa. Las grandes potencias europeas, como Reino Unido, Francia, Alemania, Austria-Hungría, Italia, España y otras, determinaban el curso de la política. En el escenario internacional apenas se asomaba el poder del naciente imperialismo norteamericano que a finales del siglo XIX había desatado la primera guerra imperialista al intervenir en Cuba y arrebatar a España los restos de un antiguo imperio colonial.

La pérdida de influencia de Europa a escala mundial fue resultado de un conjunto de factores[1] entre los cuales se encontraba el proceso de descolonización, que se inicia apenas finalizada la contienda bélica. El Reino Unido perdió la India, que por criterios religiosos se dividió en India y Pakistán; Francia se encontraba en plena descomposición colonial; Bélgica y Holanda estaban cerca de perder sus imperios coloniales, Congo e Indonesia respectivamente.

La situación descrita evidenciaba que el proceso de recuperación sería complejo si Europa no recibía ayuda por lo cual los Estados Unidos implementaron el Plan Marshall, para garantizarla.

¿Qué motivos tendría EUA para impulsar esa ayuda a Europa?

marshallEl hombre encargado de diseñar el [2] las razones del plan que implementaría para lograrlo:

“La verdad de la cuestión es que las necesidades de Europa (…) son tan superiores a su presente capacidad de pago, que tienen que recibir una ayuda adicional sustancial o enfrentarse con un deterioro económico, social y político de un carácter muy grave.

Dejando a un lado el efecto desmoralizador (…) y las posibilidades de desórdenes resultantes de la desesperación de la gente afectada, las consecuencias para la economía de los Estados Unidos parecen evidentes a todos. Es lógico que los Estados Unidos hagan cuanto esté en su poder para ayudar a volver a una salud económica normal en el mundo, sin la cual no cabe estabilidad política ni paz segura.”

Sin lugar a dudas la agenda del imperialismo norteamericano no estuvo movida por un deseo altruista de ayudar a Europa, sus objetivos pueden ser resumidos de la siguiente forma:

• Evitar la expansión comunista en Europa
• Dar salida a sus excedentes de guerra
• Favorecer la penetración de capitales norteamericanos
• Atraer y supeditar a Europa a EUA
• Reforzar la hegemonía norteamericana

Como resultado de la aplicación del Plan Marshall entre 1948 y 1952 se destinaron 13 300 millones de dólares a 16 países europeos aunque los más beneficiados estuvieron en un reducido círculo: Alemania Occidental, Inglaterra, Francia e Italia.

Una mirada a las relaciones internacionales después de terminada la Segunda Guerra Mundial permite apreciar como creció el dominio político y económico de los Estados Unidos de América, y con él, un cambio en las relaciones internacionales, que dejaban de guiarse por el eurocentrismo, pasando a ocupar EUA el lugar que antes ocupaba Europa.

Desde los orígenes de la conflagración bélica éste era, claramente, uno de los objetivos estadounidenses, “quienes se veían a sí mismos como el pueblo elegido por Dios para dirigir la política y la economía mundial, debiendo utilizar para ello lo que estuviera a su alcance”[3]. El entonces Senador estadounidense Harry Truman así lo expresaba cuando definía su política con respecto a la guerra al afirmar que “Si vemos que Alemania está venciendo fácilmente, tenemos que ayudar a Rusia. En el caso contrario, habría que ayudar a Alemania, de manera que se eliminen mutuamente”.

Hacia 1949 eran visibles los síntomas de la recuperación económica europea:

  • • Restablecimiento del nivel de exportaciones hacia 1949
  • • Inicio de un largo período de expansión económica “época dorada”
  • • Ausencia de grandes crisis
  • • Pleno empleo
  • • Bonanza económica general

La recuperación europea dio paso a un período de expansión económica motivado por diferentes factores:

  • • La ayuda financiera norteamericana
  • • Aplicación de los avances de la Revolución Científico Técnica
  • • La ausencia de las crisis cíclicas del capitalismo en esos años
  • • La intervención del estado regulando la economía

El surgimiento de las sociedades de consumo europeas como resultado de este período de bonanza económica tuvo entre sus rasgos distintivos el consumismo, el menosprecio a otro tipo de valores, la agresión al medio ambiente y el egoísmo con respecto a las necesidades del resto de la población mundial.

Acompañada del proceso de expansión económica se comenzó a producir la integración europea que atravesaría varias etapas.

El sueño de muchos de una Europa unida se había frustrado por las dos guerras mundiales por lo cual era necesario erradicar los antagonismos y llegar a formas de colaboración, por otra parte el desarrollo de los monopolios había llegado a trascender las fronteras nacionales por lo que se hacia necesaria la integración europea.

¿Qué factores condicionaron el proceso integracionista en Europa Occidental?

Expansión económica

Intereses monopólicos más allá de las fronteras nacionales

Entrelazamiento de diferentes ramas económicas

pasos_int

El proceso integracionista europeo fue propiciado por la necesidad de superar los antagonismos para garantizar el crecimiento y la expansión de los intereses monopólicos del continente enfrentados con los de los Estados Unidos de América.

La industria del Acero y el Carbón al integrarse en 1951 fueron el punto de partida de un proceso de fortalecimiento de las relaciones intereuropeas que en breves años se extendería a las más importantes ramas de la economía. En años sucesivos se crearían organismos de integración regional y nuevos países aumentarían el número de asociados. Finalmente tras el derrumbe del campo socialista algunos de sus países miembros optarían por integrarse a la Unión Europea.

La expansión económica lograda entre los años 50 y 60 del siglo XX había terminado por convertir a Europa en un centro de poder imperialista.

Europa como ya se ha explicado, alcanza después de la Segunda Guerra Mundial un progreso material que tuvo su mayor explendor en las décadas del 50 y 60, pero las sociedades de consumo europeas experimentarían un decrecimiento a partir de la dévada del 70 que pondrían de manifiesto lo temporal de la bonanza económica y la insostenibilidad de las sociedades de consumo que habían sido aupadas por el Plan Marshall y la relativa estabilidad económica.

A mediados de la década del 70 la crisis capitalista provocada por la devaluación de la libra de esterlina y el aumento de los precios del petróleo ensombreció el panorama europeo agravando la situación de las grandes masas trabajadoras en el continente.

La crisis de 1974-75 significó el fin de la expansión capitalista en el continente

Los efectos de la crisis petrolera de 1973 no se hicieron esperar:

  • • Aumento de la inflación
  • • Desequilibrio comercial entre Europa y sus abastecedores.
  • • Precipitó la crisis económica capitalista de 1974 -75

• Como resultado se produjo la disminución de la actividad económica y apareció la estanflación: combinación de decrecimiento económico e inflación algo que no se había visto antes. A esto se sumó el desempleo sector agrícola afectando a trabajadores inmigrantes. Por primera vez en muchos años, personal calificado tuvo que trabajar en empleos de menor remuneración y se elevo la carestía de la vida.

Los efectos de la crisis fueron palpables no solo en el plano económico sino que tocó otras esferas de la sociedad.

  • El modelo de bienestar general alcanzado en la expansión de los 50 y 60 se venía abajo
  • Se rompían los pactos sociales establecidos entre dueños de empresas y trabajadores(escalas salariales móviles y otros beneficios)
  • Las políticas Keynesianas (intervención estatal en la economía) eran incapaces de resolver la crisis

La situación continuó agravándose en la década del 80 lo cual puede ser apreciado en los datos que muestran el comportamiento de la producción industrial y el monto del Producto Interno Bruto.

La situación en la década continuó en picada provocando el agravamiento del abismo entre pobres y ricos en el continente, la aparición de tendencias neofascistas, el avance de la extrema derecha política, el racismo y la xenofobia, la corrupción política (sobornos, venta de influencias y otros delitos de cuello blanco)

¿Cómo respondió la población a esta situación?

  • • manifestaciones en contra del agravamiento de las condiciones de vida
  • • movimientos ecologistas
  • • ruptura con los partidos políticos tradicionales que son castigados por los electores
  • • desconfianza ante el sistema democrático burgués (abstencionismo)

Lejos de la imagen que pretenden dar los medios de comunicación capitalistas las sociedades desarrolladas son un hervidero de contradicciones que no pueden ser resueltas lo cual evidencia el carácter sistémico de esta crisis.

Regresar a Temas de la asignatura

 

Responsable: M.Sc Roberto Amado Gómez Montano
Correo: historia@cubaeduca.cu


[1] ADENAUER, K., Conferencia en el Ateneo de Madrid, 16 de febrero de 1967, Revista Política Exterior N° 82, página 147

[2] Discurso pronunciado por George Marshall en Universidad de Harvard el 6 de Junio de 1947

NÚÑEZ, J., La política del imperio, http://www2.satnet.net/imperio/imp8.htm

[3] KISSINGER, H., Diplomacia, Ediciones B, Barcelona, 1996, página 452.



 

Comentarios


Deja un comentario