LAS ALTAS CULTURAS AMERICANAS: LOS MAYAS.-

MS.c ESTEBAN R MURO SAINZ.

MS.c CARIDAD ÁLVAREZ LAGO

foto-maya-cultura

Historiadores y arqueólogos mayistas como Morley, Ruz Lhuillier y Brainerd han considerado a la cultura maya como un caso singular, sin comparación con las civilizaciones del mundo antiguo, por el grado de cultura desarrollado, en un medio ambiente tropical selvático, poco propicio para que florezca una civilización.

Tan desbordante entusiasmo está basado en que los mayas fueron matemáticos grandiosos, poseían una escritura pictográfica, sus conocimientos astronómicos tan exactos – año solar de 365 días -, predecían los eclipses de sol, llegaron a calcular con gran exactitud el año de venus. Semejante proeza en materia de cálculo es única en la historia de la cultura mundial, por solo mencionar algunos ejemplos. Es desconcertante, cuando se conoce, que los mayas desconocieron la metalurgia, el arado y los animales domésticos. La cultura maya fue una de las mayores hazañas realizadas por el hombre en el continente americano, fue una brillante civilización que vivió más de mil años.

Los mayas ocuparon la región que se extiende por el sudeste de mesoamérica, unos 350 000 kilómetros cuadrados, actualmente ocupados en gran parte por la selva o llanuras semiáridas de los actuales estados mexicanos de Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Chiapas, además de Belice, Guatemala y el occidente de Honduras.

El origen de los mayas se remonta al siglo X antes de nuestra era, coincidiendo con la formación de centros estables de población debido a los progresos notables de la agricultura y el inicio de la construcción de plataformas y de las primeras pirámides para los templos.

Sin embargo, fue en el siglo IV de nuestra era cuando esta civilización alcanzó un vigoroso esplendor en el norte y centro del Petén. Las ciudades más importantes fueron: Tikal, Uaxactum, Palenque, Piedras Negras, Copán y Bonampack, entre otras.

Todo ese esplendor se debió a la productividad de la tierra. La agricultura fue la actividad económica fundamental. El maíz constituía la base de la alimentación; pero también sembraban: frijoles, tomates, yuca, calabazas, ají y otros muchos.

Los instrumentos y técnicas de cultivo eran rudimentarios. ¿Cómo entonces era posible obtener una buena productividad de la tierra y alimentar a una población en aumento? El trabajo en colectivo para poder enfrentar el medio tan adverso y transformarlo, puede ser la explicación. La comuna campesina no se disolvió, se mantuvo cohesionada, como ocurrió en las civilizaciones del Oriente Antiguo.

La más generalizada de las técnicas de cultivo fue el sistema de rozas, que consistía en talar los árboles y malezas, quemar todo lo cortado y con las cenizas abonar el suelo. Esperaban el momento preciso para sembrar. La fertilidad de la tierra se agotaba rápidamente, por lo que esa operación se repetía muchas veces.

La tierra era propiedad de la comuna y se trabajaba colectivamente. Esta debía entregar al Estado una parte del excedente y enviar hombres para laborar en la construcción de obras públicas: templos, palacios, caminos, y otras. Sin dudas, la comuna era el sostén del Estado, quien la explotaba exigiendo el pago de tributos.

Entre los mayas el comercio alcanzó una gran importancia. Se desarrollaba a corta y a larga distancia; grandes canoas transportaban las mercancías en las zonas costeras, las carreteras se ampliaron, caravanas de esclavos llevaban sobre sus espaldas los artículos hasta lugares tan apartados como los actuales territorios de Nicaragua y Panamá hacia el sur, y por el norte llegaron hasta el altiplano mexicano. No conocieron la moneda, las transacciones se hacían a través del trueque.

losmayasbl8

Los mayas fueron expertos artesanos, labraron el oro y las duras piedras de jade, confeccionaron hermosos tejidos de algodón y otros ornamentos con plumas del quetzal y otras aves.

En el siglo IX de nuestra era el esplendor de las ciudades mayas del Petén se apaga, son abandonadas por sus pobladores. ¿Qué ocurrió? ¿Cómo explicar ese colapso? Son numerosas las hipótesis: desastres naturales – terremotos, cambios climáticos -, epidemias – paludismo, fiebre amarilla -, guerras civiles y la improductividad de la tierra, que no podía alimentar a la numerosa población.

En la península de Yucatán se produjo una fusión entre los mayas que fueron penetrando en sucesivas oleadas y un pueblo de origen mexicano, los toltecas, dando lugar al renacimiento de la cultura maya, ahora con una fuerte influencia mexicana. Es conocida esta etapa como la maya – tolteca, comprendida entre los siglos X al XIV de nuestra era, las ciudades más importantes fueron: Chichén Itzá, Uxmal y Mayapán.

Los mayas no lograron un Estado centralizado, estamos en presencia de centros urbanos independientes organizados teocráticamente que explotaban a la comuna campesina, la cual sostenía a los funcionarios de cada ciudad estado.

Al frente de cada ciudad se encontraba un soberano, el hombre verdadero – el halach uinic -, que era la mayor autoridad ejecutiva y eclesiástica. Era asesorado por un consejo de estado, integrado por jefes principales. Un funcionario importante era el jefe militar o nacom.

13818471_400X300Los sacerdotes desempeñaron un papel muy importante en esa sociedad, gozaban de prestigio, se le consultaba sobre todos los asuntos importantes del Estado, determinaban las fechas de las diferentes faenas agrícolas y fiestas religiosas, predecían acontecimientos futuros, curaban enfermos, hacían cumplir la justicia, escribían los códices y realizaban las observaciones astronómicas.

Los macehuales – campesinos – la gran masa de la población, trabajaban para el sostén de su familia y de los nobles y sacerdotes; organizados en comunas, trabajaban en la construcción de obras públicas. Existían esclavos, pero no desempeñaban un papel significativo en la vida económica de la sociedad maya. Los mayas se incluyen dentro de la formación económico-social asiática o simplemente, tributaria.

 

Regresar a Temas de las asignaturas

Comentarios


Deja un comentario