Sugerencias para el trabajo con la unidad introductoria de quinto grado

 MsC. Roberto Gómez Montano[1]

Lo que bien empieza bien termina. Su condición de primera clase y primera unidad del programa determina la importancia que debemos asignar a la clase introductoria. Ella es la puerta de entrada a la asignatura. Nuestra tarjeta de presentación ante los alumnos. La gran oportunidad de interesarlos en el estudio de la Historia de Cuba, interés que irá en aumento a partir de una inteligente y sostenida labor pedagógica.

Los maestros de larga ejecutoria saben cuánto puede influir en el estado de ánimo hacia la asignatura una buena primera clase.

Comencemos por recordar los objetivos del programa para esta unidad que deben ser logrados por los alumnos.

            • Explicar y valorar la importancia del estudio de la historia de la Patria y de la historia local, como parte esencial de esa Patria.

            • Identificar y describir algunas fuentes del conocimiento histórico.

            • Explicar la necesidad de ubicar correctamente los hechos históricos en espacio y tiempo.

            • Iniciar, con ayuda del maestro, el desarrollo de habilidades de trabajo con el libro de texto, software educativo y teleclases.

            • Exponer, con ayuda del maestro, el material histórico en forma oral, escrita o gráfica.

 Al iniciar el trabajo con esta unidad el maestro debe tener en cuenta que sus estudiantes han tenido un primer acercamiento al estudio de la Historia de Cuba en los contenidos tratados en la asignatura “El mundo en que vivimos”, por lo que sería apropiado que los utilizara como punto de partida para mostrar que ellos forman parte de la historia nacional que estudiarán en este y otros grados. También  se hace necesario que este estudio inicial posibilite a los niños la comprensión de que la historia nacional esta conformada por muchos acontecimientos que han ocurrido en determinado lugar, lo que los sitúa dentro de la historia local y que al trascender por su importancia, pasan a ser parte de la historia de la Nación.

Es relativamente fácil utilizando ejemplos sencillos y conocidos por los niños definir el concepto de historia local e historia patria. Para lograrlo es imprescindible que se explique el concepto de localidad entendido como lo más cercano, delimitado por sus lugares de residencia y estudio, donde se desarrolla su vida y la de su familia (barrio, escuela, comunidad), aunque obviamente no es algo que pueda ser enmarcado en un área específica en todos los casos. Por otra parte lo local está comprendido en lo nacional. Visto de esta forma el enfrentamiento de Pepe Antonio y sus milicias a los ingleses en 1762 es parte de la historia local para un niño que vive en Guanabacoa e historia nacional para él y el resto de los estudiantes en toda Cuba, dada la trascendencia que tuvo algo ocurrido en su localidad en el contexto histórico nacional.

Una vez logrado que entiendan los conceptos de historia local e historia patria, estarán en condiciones de poder explicar la importancia de su estudio. En este punto es imprescindible que el maestro exponga y haga entender a los estudiantes el significado de explicar,  lo cual puede ser logrado a partir de un diálogo con el empleo de preguntas sencillas que los hagan razonar sobre el contenido de esta habilidad que esencialmente consiste en establecer, nexos, vínculos, relaciones entre hechos, figuras y procesos históricos lo cual es válido para cualquier otra asignatura.

Preguntas como:

¿Para qué nos sirve el estudio de la historia local y nacional?

Que puede tener variadas respuestas:

¿A dónde nos puede conducir el no conocer la historia?

¿Se puede querer lo que no se conoce?

Los  maestros  saben que este proceso de comprensión de lo que significa la habilidad de explicar en sí, es imprescindible para poder ser usada por sus alumnos. Si no entiende qué es explicar y lo que hace es mencionar, describir o ejemplificar, y no establece los nexos y relaciones no estará explicando.

Si el niño ante la pregunta ¿Por qué es importante el estudio de la Historia de Cuba?, responde que porque es bonita, heroica o emocionante, no está errado, pero no está explicando. Para hacerlo de alguna forma y a la altura de su nivel intelectual (es un niño que acaba de iniciar el quinto grado) debe relacionar el conocimiento de la Historia de Cuba con el hecho de que  esta forma parte de la patria (ver objetivo 1), que es necesario para entender la vida de nuestro pueblo y que sin su conocimiento no puede ser un buen patriota.

 

Ir a las sugerencias de las unidades       I   II       III       IV    V     VI   VII  VIII

 


[1] El autor ha sido profesor de Historia y Marxismo en la de Enseñanza Media y Media Superior. Se desempeñó durante ocho años como Teleprofesor en la Dirección de Televisión Educativa del MINED donde participó en la grabación de más de 500 horas clase para los programas de Historia de Cuba, Educación Cívica y Geografía de Cuba de la Enseñanza Media y de Historia de Cuba, Historia  Contemporánea y Cultura Política para la enseñaza Media Superior, además de grabar los Videos Metodológicos dirigidos a la superación de los profesores de Secundaria Básica.

Actualmente se desempeña como Metodólogo de la  Dirección de Informática Educativa del MINED.

 

                  Ver más

Comentarios


Deja un comentario