Historia 9no grado - Orientaciones para las clases

Los agricultores ceramistas. Características socioeconómicas.

03

H9_IF3

Objetivos

  1. Caracterizar a los agricultores ceramistas a partir de actividades económicas, instrumentos y técnicas, organización social y manifestaciones mágico religiosas.
  2. Comparar con los grupos aborígenes cubanos.
  3. Explicar su pertenencia a la Comunidad Primitiva.

Resumen de contenidos

De los habitantes encontrados por los españoles a su llegada, eran los agroalfareros taínos el grupo que más tardíamente entró en el archipiélago cubano. Los restos más antiguos encontrados de esta cultura hasta el momento están fechados aproximadamente en el año 500 de n.e. y estuvieron llegando hasta el momento del descubrimiento prácticamente. Procedían de la América del Sur y habían llegado a través del rosario de islas del Caribe que conforman las Antillas Menores. Se fueron extendiendo hacia el este hasta llegar a zonas de las actuales provincias habaneras en todos los casos asentándose cerca de ríos, lagunas y zonas cenagosas.

Eran de baja estatura - 1,58 m los hombres y 1,48 m las mujeres – aunque esta idea de estatura es por comparación con la del hombre moderno europeo, en realidad el español de la época no parece haber sido mucho más alto (el propio Carlos V medía 1,58 m); tenían rasgos faciales del tipo mongoloide americano y practicaban supuestamente por razones estéticas la deformación del cráneo.

Son muchos los elementos que demuestran la pertenencia aruaca (grupos asentados en las márgenes del río Orinoco en América del Sur) de los hombres neolíticos de Cuba: la siembra de la yuca, la elaboración del casabe, el uso del tabaco y el tronco idiomático común con otros grupos que poblaron el Caribe y de igual procedencia lo que justifica la clasificación de los Taínos como un complejo cultural antillano.

A la recolección, caza y pesca este grupo sumó dos nuevas e importantes actividades económicas: la agricultura y la confección de objetos de cerámica.

Los utensilios y herramientas de los Taínos tenían una terminación y variedad propia de un notable desarrollo tecnológico (en el marco de la Comunidad Primitiva). Utilizaron ampliamente la madera para fabricar desde instrumentos como la coa o palo cavador, canoas de diferentes tamaños, asientos ceremoniales, armas como la macana –especie de espada- e ídolos religiosos. Poseían también un amplio ajuar derivado del procesamiento del algodón y otras fibras vegetales entre los que se encontraban las hamacas, naguas –especies de faldas- usadas por las mujeres casadas y habían logrado dominar notablemente la fabricación de objetos de cerámica que decoraban con sentido artístico: vasijas, platos y el burén forman parte de las piezas que se han logrado encontrar en los residuarios arqueológicos. La agricultura Taína se caracterizó por la variedad de sus sembrados: yuca agria y dulce, boniato, frijoles, calabaza, ají, maní. Realizada en terrenos llanos empleó el método de roza o azada que consistía en quemar un pedazo de bosque que luego sería sembrado por parejas utilizando la coa. El otro era el método de “montones” que consistía en levantar montículos de tierra de 2 a 3 m de diámetro y de altura hasta las rodillas, correctamente alineados y separados unos de otros a dos pasos, donde se sembraban dos o tres tallos de la planta.

Lo que caracteriza la economía de estos aborígenes es el paso de los sistemas de apropiación a los de producción social organizada, cuyo rasgo distintivo es la agricultura pero, manteniendo la pesca, la recolección y la caza. Por esta razón la denominamos Economía Productora.

La práctica de la agricultura favoreció un notable crecimiento demográfico, la estabilidad de los grupos en zonas propicias al cultivo lo cual posibilitó la existencia de un excedente que permitió el surgimiento del intercambio entre grupos cercanos y el desarrollo de la organización social.

Las comunidades taínas tenían una amplia gama de creencias, mitos y prácticas mágico- religiosas vinculadas al proceso conocido como revolución neolítica asociado al dominio creciente sobre la naturaleza, la presencia de la agricultura y la creación de una memoria histórica colectiva.

Muchos de sus ritos, ídolos y mitos están relacionados con la naturaleza, incomprensibles e incontrolados para ellos. El culto a la fertilidad, vinculado al nacimiento de una economía agrícola, el del origen del hombre y la génesis del sol y la luna. Poseían numerosos ídolos o cemíes relacionados con todas las actividades humanas.

La complejidad de las prácticas religiosas requería de una persona capacitada: el Behíque, encargado de oficiar el rito de la cohoba.

Practicaban el juego de batos en la plaza o batey que enfrentaba a dos grupos de entre 20 y 30 personas que se intercambiaban una pelota hecha de resina y disfrutaban de una danza ceremonial acompañada de toques del tambor (mayohuacán) y de maracas y flautas, con cantos sobre hazañas y genealogías como modo para preservar la memoria histórica del grupo.

Se puede afirmar que su organización social estaba basada en lazos de familia por línea materna, en la cual la consanguinidad desempeñaba un papel esencial.

El hecho de la existencia en estas sociedades de un reparto de responsabilidades ha permitido que, en los estudios más recientes, se les denomine sociedades de prestigio y a su sistema como de obligaciones.

Las jefaturas parecen ajustarse en la consaguinidad, la edad, el sexo, la experiencia y el prestigio. Cada clan tenía un jefe que ostentaba la máxima autoridad.

Actividades de continuidad

  1. Argumenta el siguiente planteamiento. La práctica de la agricultura y la alfarería y la superioridad de sus técnicas e instrumentos determinaron una mejoría en la calidad de vida de los agroalfareros.
  2. Relaciona las diferencias entre las comunidades aborígenes estudiadas en cuanto a:
    • Aspecto físico
    • Actividades económicas fundamentales
    • Instrumentos de producción
    • Viviendas, transporte y lenguaje
    • Manifestaciones artísticas
    • Costumbres funerarias
    • Manifestaciones religiosas
  3. ¿Qué semejanzas nos permiten apreciar que todas se encontraban en la comunidad primitiva?
  4. Investiga en la biblioteca sobre la presencia aborigen en la cultura cubana contemporánea y redacta un texto sobre este tema.

Actividades adicionales

  1. Ejecuta desde el software “Por los senderos de mi Patria” los ejercicios 65 al 71 de la unidad I.
  2. Elabora una línea del tiempo donde ubiques la posible fecha de entrada de los agricultores ceramistas en el archipiélago cubano.

Contenidos esenciales a fijar por el alumno

  • Los agricultores ceramistas fue el grupo humano que entró más tarde en Cuba. Por lo elaborado y complejo de sus instrumentos, técnicas y actividades económicas, unido a una organización social más compleja, con la existencia de un jefe y un sacerdote que oficiaba sus ritos mágicos religiosos. Podemos afirmar que presentaban un mayor grado de desarrollo en comparación con los recolectores, cazadores y pescadores.

Observaciones al profesor

Una forma útil y atractiva de trabajar con el tiempo histórico es mostrarle horizontalmente a los estudiantes acontecimientos que ocurren simultáneamente en diferentes partes del planeta, es decir: ¿qué está pasando en Europa, Asia y África hacia el 500 de ne? cuando entraron a Cuba los agroalfareros.

Al estudiar esta clase los alumnos están en condiciones de establecer una comparación en cuanto a diferencias y semejanzas existentes entre los grupos aborígenes cubanos, llegar a conclusiones acerca de su nivel de desarrollo y pertenencia a la comunidad primitiva.

Comentarios


Deja un comentario