Las relaciones internacionales de 1917 a 1939

MSc. Vivian Peraza Martell

MSc. Enrique Lama Gómez

relaciones_mYa conoces que uno de las primeras medidas de la Revolución Soviética fue el Decreto de la Paz, con dicho decreto se inició una nueva política exterior del Estado Soviético basada en la paz y la solidaridad. Su política internacional se caracterizó por la buena vecindad con estados fronterizos, por la coexistencia con los estados capitalistas y por apoyar cualquier iniciativa para crear un sistema internacional que evitara la guerra.

Otra línea en la política internacional del período que se estudia es la desarrollada por las potencias imperialistas, la cual se caracterizó por la oposición política, económica y armada contra el primer Estado Socialista y por una política tendente al reparto territorial del mundo mediante medios y recursos militares. Expresión de esta tendencia fue el Sistema de Tratados de Versalles-Washington firmados al finalizar la Primera Guerra Mundial. Veamos algunas consideraciones sobre éste.

Los países aliados vencedores se reunieron en una conferencia el 18 de enero de 1919 para elaborar los acuerdos de paz de posguerra. En ella intervinieron 27 estados, no admitiéndose ninguno de los países vencidos. Tampoco participó la Rusia Soviética la cual había salido de la guerra imperialista en 1918, mediante una paz por separado con Alemania, la que le impuso sus intereses y demandas por un período de tiempo. Finalmente la conferencia se realizó con la participación esencialmente de Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos e Italia.

En esta reunión se trató el problema de la Rusia Bolchevique y se llegó al consenso de que todas las potencias imperialistas se integrarían a una intervención militar colectiva así como a un bloqueo económico contra ella. También fue tratado el problema de Alemania, acordándose someterla a un fuerte pago por concepto de reparación de guerra y desarmarla, aunque Gran Bretaña y los Estados Unidos desde entonces ya pensaban que Alemania debería utilizarse más adelante como estado agresor contra la URSS.

reorganizaciondeeuropa1920Italia descontenta por haber obtenido solo una parte de su botín de guerra, se retiró de la Conferencia, la cual concluyó sus trabajos el 28 de junio de 1919 en la ciudad de Versalles, donde firma Alemania el tratado de paz. En virtud de estos tratados le arrebatan todas sus colonias, las que fueron repartidas entre Francia, Gran Bretaña y Japón, perdiendo territorialmente a Alsacia y Lorena y otros pequeños territorios, así como quedaba sujeta a un pago por reparaciones de guerra y desarmada. Los tratados de Versalles tuvieron un carácter imperialista y plantaron la semilla de la revancha y el espíritu de un nuevo reparto del mundo.

Integrando el Tratado de Versalles se fundó la Liga de las Naciones bajo la iniciativa de los Estados Unidos. La Liga, si bien estaba llamada a ser un órgano para arbitrar los conflictos entre estados sin utilizar las armas, encubría los intereses de los Estados Unidos, que buscaba una mayor influencia mundial.

El sistema de Tratados de Washington, fue expresión de la inmediata revisión de lo acordado. Estados Unidos no ratificó finalmente el Tratado de Versalles e impulsó junto a Gran Bretaña la realización de una conferencia que se extendió de noviembre de 1921 a febrero de 1922. En ella se acordó despojar a Japón de algunas ventajas que obtuvo con los Tratados de Versalles.

Recordarás cómo entre 1917 y 1923 se produjo un período de auge revolucionario que llevó a la fundación de partidos comunistas en Europa y en otros continentes. Para organizar y coordinar bajo un mando único lo que ya era un movimiento comunista a escala internacional, Vladimir Ilich Lenin el 6 de marzo de 1919 en Moscú, capital de la Rusia Soviética, fundó la Internacional Comunista, la cual sostuvo una lucha ideológica contra el oportunismo, las desviaciones del movimiento obrero internacional y se propuso el derrocamiento del capitalismo a escala internacional.

Entre 1924 y 1928 lo más característico en las relaciones internacionales fue el período que se le denominó de “Ilusiones de paz”, el cual coincidió con un reflujo del movimiento obrero y comunista. La eventualidad de una nueva guerra estaba supuestamente descartada, pues Alemania estaba desarmada, la Liga de las Naciones era garante de la paz mundial.

Nuevamente en esta etapa volvió a la escena internacional el problema de las indemnizaciones alemanas a otros países por los daños de la guerra; a medida que ésta se restablecía económicamente, solicitaba que se le suavizaran las limitaciones militares impuestas y las reparaciones de guerra, posición que fue apoyada por los Estados Unidos y Gran Bretaña que buscaban su fortalecimiento económico y militar para utilizarla contra la URSS.

Entre 1930 y 1937 Europa fue testigo de los esfuerzos de la Alemania hitleriana para buscar modificaciones de lo acordado en Versalles. Veamos algunos hechos que así lo demuestran: en diciembre de 1932, Alemania consigue los mismos derechos que tenían otras naciones en lo relativo a armamentos y fuerzas navales. En octubre de 1933, se retira de la Liga de las Naciones; en julio de 1936 participa directamente en la Guerra Civil Española a favor de las fuerzas pro fascistas y en marzo de 1937 realiza su primera incursión militar después de la Primera Guerra Mundial en la zona desmilitarizada de Renania.

Entre 1938 y 1939, se evidenció claramente la política de “dejar hacer” a Alemania por parte de los Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, lo que provoca una anarquía internacional, pues el tratado de Versalles fue desconocido en buena parte. Alemania para entonces realizó lo que se denominó “golpes de fuerzas” que se basaban en un poder militar creciente, por ejemplo, en marzo de 1938 realiza la anexión de Austria. ¿Cuál fue la actitud de las potencias imperialistas ante las violaciones del Sistema de Tratados de Versalles?

Los dirigentes de las potencias capitalistas occidentales, padecieron de una miopía política pues pensaron que dejando hacer a Alemania sus conquistas (política de apaciguamiento) alejaba la posibilidad de una guerra con ellos y a su vez alimentaban a la fiera fascista para que se dirigiera hacia el este y eliminara a la URSS.

Después de la anexión de Austria, Alemania se dispuso a realizar un nuevo acto de expansión, esta vez contra Checoslovaquia. Este Estado fue víctima de presiones diplomáticas y del chantaje alemán mediante la concentración de tropas alemanas cercanas a su frontera.

Entre los días 29 y 30 de septiembre de 1938 en Munich, se celebró la Conferencia de Jefes de Estados de Alemania, Italia, Gran Bretaña y Francia sin representación de Checoslovaquia; allí se acordó que parte del territorio de ese país se le concediera a Alemania a cambio del compromiso del fascismo alemán de no agredir a Francia y Gran Bretaña. Esta fue la acción más bochornosa de la política de apaciguamiento, dejando hacer a Alemania, incentivándola para que se expandiera al este. Existía, para entonces, la percepción de que se lanzaría contra la URSS, mientras respetaba un compromiso de no-agresión con las potencias de Gran Bretaña y Francia.

Mientras todo esto ocurría la URSS luchó por conformar una política de seguridad colectiva, la cual planteaba como principio resistir conjuntamente ante el agresor, la que fue ignorada por las potencias imperialistas, y que obligó a la URSS a buscar otras alternativas para protegerse ante la amenaza fascista.

Ya conoces que a finales de la década de 1930 y en particular en el año 1939 hizo crisis la precaria paz que se había logrado con el sistema de Tratados de Versalles –Washington. Por esa fecha existía en todas las potencias imperialistas una febril carrera armamentista, lo que era en parte la preparación para una nueva guerra; unido a ello se habían formado dos bloques hostiles: el anglo–franco– estadounidense (ganadores de la Primera Guerra Mundial) y el germano–nipón–italiano. Este último bloque no solo se proponía un nuevo reparto del mundo, sino establecer en todos los países el fascismo; ya nadie dudaba que un nuevo conflicto bélico estallaría, pero... ¿en qué momento se desencadenaría?.

ACTIVIDADES:
  1. Las relaciones existentes entre los países imperialistas y la URSS en el periodo de 1917–1939, fueron una muestra de las contradicciones existentes entre el capitalismo y el socialismo. Argumenta la afirmación anterior.
  2. ¿Por qué la política internacional de Alemania en el período de 1936 a 1939 fue expresión de los ideales más reaccionarios del fascismo alemán?

Regresar a Temas de las asignaturas

Comentarios


Deja un comentario