La victoria de la Gran Revolución Socialista de Octubre, 25 de Octubre de 1917. Logros y contradicciones de la construcción del socialismo en la URSS hasta 1939

MSc. Vivian Peraza Martell

MSc. Enrique Lama Gómez

Desde el año 1914 el mundo se encontraba en conflicto, “La Gran Guerra”, como fue conocida entonces la Primera Guerra Mundial de carácter imperialista, la cual trajo a los pueblos enormes sufrimientos como resultado de la destrucción de las economías de muchos estados y los millones de muertos que dejó en decenas de países.

El imperio Ruso participó en esta guerra la que trajo nuevos sufrimientos al pueblo, que unido a la explotación que ejercía el imperio zarista a obreros y campesinos propiciaron las condiciones para que estallara una revolución en febrero de 1917, protagonizada por soldados, obreros y campesinos. Todos ellos anhelaban la paz, el pan, la tierra y el fin de la opresión. Ante el empuje de las masas enardecidas el zar se vio obligado a abdicar el 2 de marzo de 1917 y la burguesía rusa tomó el poder.

De forma acelerada, bajo la dirección del Partido Bolchevique dirigido por Vladimir Ilich Lenin, se planteó la alternativa de llevar la revolución democrático-burguesa triunfante a un estadio más radical que pudiera sacar a Rusia de la guerra y resolver definitivamente el problema de la tierra y eliminar la opresión a los pueblos que conformaban el estado ruso.

lenin_c2El 25 de octubre de 1917, una nueva alternativa para la humanidad se abrió; miles de destacamentos armados de soldados y obreros, los que contaron con el apoyo de los campesinos pobres de toda Rusia, mediante una insurrección armada asaltaron el Palacio de Invierno, sede del gobierno burgués. Había triunfado una revolución proletaria y por ende el poder fue conquistado por los obreros en alianza con el campesinado. Inmediatamente después de logrado el poder político, bajo la dirección de Vladimir Ilich Lenin se inició las transformaciones revolucionarias que todos esperaban y por la que lucharon y murieron miles de obreros, soldados y campesinos en toda Rusia.

El Gobierno Revolucionario propuso a los Estados en guerra, mediante el Decreto de la Paz, las negociaciones inmediatas para lograr una paz justa y democrática y finalizar la guerra imperialista que desde 1914 se desarrollaba y que extenuaba a millones de personas. La tierra, por la cual habían luchado los campesinos de toda Rusia, fue confiscada a los latifundistas y se entregaron 150 millones de hectáreas en usufructo y por vida a millones de campesinos de todo el país. Con posterioridad a estas trascendentales medidas el gobierno de obreros y campesinos el 2 de noviembre de 1917 proclamó la Declaración de Derechos de los pueblos de Rusia, la que planteaba la igualdad entre todos los pueblos que vivían en el país, así como la libertad para expresar su cultura, religión, tradiciones, etcétera. Junto a estas medidas se tomaron otras como el control de las industrias por los obreros, así como la distribución de la producción.

En unos cuantos meses, la Revolución se extendió y transformó la vida de millones de personas de un extremo a otro, de un inmenso país que abarcaba la sexta parte de la tierra. Una nueva alternativa, el socialismo, se abrió paso sirviendo de ejemplo a los pueblos que estaban sometidos a la explotación capitalista.

Los Estados imperialistas se plantearon de inmediato ahogar a la Revolución en su cuna, para evitar se expandiera su ejemplo y fructificaran nuevas revoluciones proletarias que pusieran en peligro el poder de la burguesía y su propia existencia. Entonces la Revolución Bolchevique se sometió a una de las pruebas más duras, pues tendría que enfrentar una conspiración internacional que pretendía destruirla con el apoyo de los rusos blancos (antiguos monárquicos, burgueses y oficiales del ejército zarista) y mediante la participación directa de decenas de estados imperialistas que utilizarían sus ejércitos para ello. En la primavera de 1918 se inició la agresión con el desembarco de tropas inglesas, norteamericanas, japonesas y francesas por diversos puntos geográficos.

A la embestida imperialista se le opuso una férrea defensa militar por parte del Ejército Rojo, integrado por obreros y campesinos que vieron amenazadas sus conquistas. Después de perder extensos territorios que quedaron en manos del enemigo, la Revolución resistió, contraatacó y expulsó hacia 1920, en lo fundamental, a los ejércitos invasores y propició a su vez una derrota definitiva a la oposición militar de los rusos blancos.

A ello contribuyó la llamada política del Comunismo de Guerra, la cual fue aprobada por el Partido Bolchevique para garantizar el abastecimiento a las tropas que luchaban y a las ciudades sitiadas. Esta política que duró, en lo esencial, todo el periodo de intervención imperialista y la guerra civil, tuvo entre sus principales medidas, el control de la producción agrícola, la nacionalización de la mediana y pequeña industria en manos aún de la burguesía rusa, centralización de toda la producción y distribución de cereales y otros productos de primera necesidad, se implantó la cartilla de racionamiento para asegurar la distribución equitativa y se decretó el trabajo obligatorio, entre otras.

Si bien los imperialistas no pudieron destruir la Revolución, sí lograron arruinar económicamente al país; se necesitaba entonces buscar alternativas para una recuperación económica rápida que sacara al estado de la crisis económica en que estaba. Para ello el Partido, bajo la dirección de Vladimir Ilich Lenin elaboró y aprobó la Nueva Política Económica ( NEP), que tendría como propósito sacar a la Rusia Bolchevique de la ruina económica y crear las bases para la construcción del socialismo en ese inmenso país.

A partir de 1921 la NEP se puso en práctica mediante un sistema de medidas, entre las que estuvieron: los campesinos fueron autorizados a vender los excedentes de la producción agropecuaria en el mercado urbano y rural, lo que constituyó un incentivo que elevó la producción, a la vez que cumplían sus obligaciones de entregas para las necesidades del Estado. Se estableció el pago salarial, según el trabajo, quien producía más y mejor, ganaba más. Las fábricas abandonadas o improductivas fueron concedidas en arriendo a capitalistas extranjeros para que las pusieran en producción con la finalidad de mejorar el abastecimiento de productos industriales, también se planificó y logró electrificar a casi toda Rusia y se inició un movimiento de cooperativas agrícolas.

mapa_UrssJunto a estas medidas que estimularon la producción, el 30 de diciembre de 1922, se fundó bajo la dirección de Lenin, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS, primer estado socialista de carácter multinacional compuesto inicialmente por las Repúblicas de Ucrania, Bielorrusia, Rusia y la Federación de las Repúblicas Transcaucásicas; la formación de la URSS fue un paso importante para la construcción del socialismo en aquellos momentos.

Cuando estaba inmerso en las tareas del desarrollo del país, el gran líder del proletariado ruso, el cual tenía poco más de 50 años, resultado de una vida de esfuerzos, necesidades y privaciones y por una herida grave recibida en un atentado a su persona en agosto de 1918, muere Vladimir Ilich Lenin inesperadamente el 21 de enero de 1924, debido a un derrame cerebral. Sobre ello nuestro Comandante en Jefe expresó: “ ... la ausencia de Lenin, el vacío que significó en el orden teórico, en el orden intelectual, en la construcción del socialismo en la Unión Soviética, es un factor que tiene mucha importancia en las cosas que ocurrieron después”.

Tras la muerte prematura e inoportuna de Vladimir Ilich Lenin y en un momento de gran complejidad, los debates y polémicas del Partido Bolchevique giraron acerca de quien ejercería la dirección del mismo y la conveniencia o no de continuar la NEP. Finalmente hacia 1929 J Stalin asume un papel preponderante como conductor del socialismo en la URRS y se abandona la política de la NEP.

La URRS entre 1929 y 1939 vive un período de grandes logros: concluyó la industrialización por esfuerzo propio en medio de un bloqueo económico por las potencias imperialistas, desarrolló un poderoso ejército capaz de salvaguardar la soberanía del estado, se alfabetizó a millones de campesinos, se incrementó el nivel cultural, el país no se fue afectado por la crisis económica de 1929–1933 que recorrió todo el mundo capitalista, colectivizó la tierra de los campesinos e inició el desarrollo de una agricultura moderna. Así se convirtió en una de las primeras potencias industriales de Europa y mostró al mundo las potencialidades del régimen socialista para resolver los problemas acumulados por la explotación capitalista.

Junto a los logros planteados, se produjeron deformaciones, excesos y errores en la conducción de la construcción del socialismo en la cual prevaleció la falta de democracia y se violaron los principios elaborados por Lenin para construir el socialismo en las condiciones históricas de la URSS, se realizó la colectivización agrícola de forma forzosa, generando innecesarios sufrimientos al campesinado, se aplicaron métodos de ordeno y mando en la vida sociopolítica del país, se desarrolló un perjudicial culto a la personalidad de J. Stalin y se produjeron hechos que manifestaron abuso de poder. A pesar de estas amargas realidades durante la década de 1930 la URSS alcanzó la categoría de gran potencia económica y militar, por lo que era una referencia para todos los comunistas del mundo y un ejemplo para los pueblos oprimidos.

ACTIVIDADES:
  1. Con la Gran Revolución Socialista de Octubre se abrió una nueva alternativa de desarrollo para la humanidad.
  2. Caracteriza la evolución histórica de la U RSS entre 1929 y 1939.
  3. Argumenta la afirmación anterior

[1] Fidel Castro Ruz. Un grano de maíz. Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado. La Habana, 1992. p. 62

Regresar a Temas de las asignaturas

Comentarios


Deja un comentario