La expansión hacia el Oeste

carretas

La expansión hacia el Oeste. El despojo de tierras a los aborígenes norteamericanos

Lic. Mariola López

Probablemente uno de los temas más tratados por la literatura y el cine norteamericanos sea el de la expansión hacia el oeste. La imagen de hombres y mujeres avanzando en caravanas de carretas por los parajes de la geografía del norte del continente, enfrentando el ataque de los “salvajes” indios, constituye una estereotipada visión del   proceso que permitió a los Estados Unidos extender el límite de sus fronteras desde el territorio originalmente ocupado por las Trece Colonias.

¿Cuáles fueron los métodos empleados para llevar a cabo esa expansión?
¿Cuáles  sus consecuencias?
Estas y otras preguntas seguramente te habrás hecho cuando en tus clases se ha tratado el tema de la expansión de los colonos norteamericanos y los nacientes Estados Unidos hacia el Oeste. Hagamos un poco de historia para que obtengas los elementos que te permitirán responderlas. Después de leer este tema puedes realizar las actividades relacionadas con él.ué hay de mito y de realidad histórica en esta carrera por conquistar el Far West?

Según algunos autores la frontera americana se fue moviendo hacia el oeste a partir de la llegada de los primeros colonizadores en el 1600, por lo que el proceso que adquiere una mayor dimensión durante el siglo XIX no era un fenómeno nuevo. Incluso la percepción de lo que constituía el Oeste parece variar en tiempo y espacio.  El “Oeste” siempre fue el área detrás del límite. Los estudiosos, sin embargo, a veces se refieren al “lejano Oeste” como la región entre Ohio y el valle de Tennesee durante el siglo XVIII, cuando la frontera estaba siendo disputada entre Inglaterra, Francia, y las colonias americanas. Sin embargo, la expresión “Lejano Oeste” se usa a menudo para describir el área oeste del río Missisippi del siglo XIX que delimita al Estados Unidos continental de norte a sur desde el oeste de los Grandes Lagos hasta el delta cerca de Nueva Orleáns.

Durante la primera mitad del siglo XIX, la población norteamericana  aumentó más de tres veces hasta situarse en los  23 millones y la superficie de tierra en manos de los colonos creció de 4,4 millones a 7,8 millones de kilómetros cuadrados. Mientras esto ocurría se acumulaban los conflictos motivados por las diferencias sectoriales que estallarían en una guerra civil en la década de 1860.

 

1_JacksonPresidente Andrew Jackson

 

Algo que provocó  inevitablemente la expansión al oeste fue el enfrentamiento entre   colonizadores y habitantes originales de la tierra: los norteamericanos nativos. Al despojo de las tierras de los aborígenes norteamericanos estuvieron asociadas importantes figuras políticas del siglo XIX en su primera mitad, este es el caso del Presidente Andrew Jackson, el primer "hombre del oeste" que ocupó la Casa Blanca.

Cuando  Jackson aqntes de ocupar la presidencia fue enviado al sur de Alabama, reprimió duramente una insurrección de los indígenas creeks, los que en poco tiempo tuvieron que ceder dos terceras partes de sus tierras a Estados Unidos. Más tarde expulsó a varias bandas de seminoles de sus refugios en la Florida española.

Al igual que  Jackson, en la década de 1820 John C. Calhoun, secretario de Guerra del presidente Monroe, aplicó la política de expulsar a las tribus restantes del viejo suroeste y reubicarlas más allá del rio Mississippi.

Ya en la silla presidencial,  Jackson siguió la misma política contra la población autóctona. El Congreso aprobó la Ley de Desalojo de los Indígenas en 1830, por la cual se aportaron fondos para llevar a las tribus del este más allá del Mississippi.

En 1834 se estableció un territorio especial para indígenas en lo que hoy es Oklahoma. Durante los dos mandatos Andrew Jackson las tribus firmaron 94 tratados por los cuales cedieron millones de hectáreas al gobierno federal y docenas de ellas fueron desalojadas de su terruño ancestral.

Puede que el capítulo más terrible de esa infortunada historia fuese el de los cherokees, cuyas tierras en el oeste de Carolina del Norte y Georgia les habían sido garantizadas en 1791 por medio de un tratado. Sin embargo, y a pesar de sus buenas relaciones con el gobierno, el descubrimiento de oro en sus tierras en 1829 precipitó su desalojo. Forzados a emprender un largo y cruel camino a Oklahoma en 1838, muchos de ellos murieron víctimas de enfermedades y privaciones en lo que se ha llegado a conocer como "el camino de lágrimas".

Todo el  proceso de expansión estuvo caracterizado  por la fuerza y la violencia, aún en el caso de los territorios adquiridos mediante compra, éstos se encontraban ocupados por indios que fueron aniquilados implacablemente.

Los aborígenes se enfrentaban a las tropas invasoras norteamericanas, defendiendo sus tierras, acosados por los invasores, pasaban de un territorio a otro; muchos fueron exterminados y los sobrevivientes fueron obligados a vivir en pequeños terrenos improductivos, llamados reservaciones, privados de todos los derechos.

Artículos relacionados:

La Guerra de Independencia de las Trece Colonias
La anexión de Texas
La Revolución Industrial en los EUA

Regresar a Temas de la asignatura

 

Compartir