LOS MEDIOS DE ENSEÑANZA DE LA HISTORIA CONSTITUYEN UN SISTEMA

Prof. Horacio Díaz Pendás.·

Cuando se observa a un profesor en el proceso de dirigir el aprendizaje del contenido histórico por parte de sus alumnos a través del curso escolar, se podrá apreciar que utiliza su palabra, las videoclases, los software educativos, los videos, el libro de texto, los documentos; que escribe en el pizarrón palabras claves, fechas, nombres de personajes, elabora esquemas lógicos, o llaves, o cuadros sinópticos; que usa la línea del tiempo, localiza un hecho en el mapa, a medida que sus alumnos anotan, leen, preguntan, discuten, participan.

En todos estos elementos apuntados y en otros más que están presentes en nuestras aulas y fuera de ellas tenemos medios de enseñanza.

Definimos como medios de enseñanza de nuestra asignatura aquellas fuentes del conocimiento histórico que constituyen soporte material de los métodos de enseñanza.

Veamos esta definición por partes. En su primera parte: Medio de enseñanza de la historia es aquel que, ante todo, es portador de información histórica. Esto es para que se comprenda que la televisión, por ejemplo, no es en sí mismo un medio de enseñanza de la historia, sino un formidable medio técnico en general que sirve para todas las asignaturas. Medio de enseñanza de la historia sería aquella emisión de televisión que tiene contenido histórico (Por ejemplo,los fragmentos de filmes históricos, los mapas, las fotos, los documentos, carteles, esquemas, etcétera que se usan en una teleclase o videoclase). Una computadora es un medio de enseñanza en general; medio de enseñanza de la historia es el software de contenido histórico con el que los alumnos trabajan. El pizarrón es un medio de enseñanza en general, medios de enseñanza de la Historia serían un esquema lógico de contenido histórico que el profesor elabora en dicho pizarrón, o una llave con las causas de la Guerra de los Diez Años, o una tabla sincrónica que muestra los combates victoriosos de Maceo en Oriente, mientras en el Camagüey se firma el Pacto del Zanjón en febrero de 1878. Estos ejemplos deben ayudarnos a comprender que los medios de enseñanza de la Historia son tales, si, en primer lugar son fuentes del conocimiento histórico.

Veamos ahora la otra parte de la definición: el medio de enseñanza como soporte material del método. Esta es muy importante para comprender que ningún medio de enseñanza se utiliza al margen de una metodología para su uso, la cual se inserta a la vez en una determinada estrategia de aprendizaje y educación.

Tomemos, por ejemplo, el caso de un documento. El profesor puede usarlo como apoyo a lo que él informa oralmente, o en una conversación heurística con sus alumnos, o como fuente para que estos trabajen de forma independiente. En cada uno de estos casos este documento cumple la función de soporte material del método de enseñanza seleccionado a la vez que la de fuente del conocimiento por la información que aporta. Los métodos que se seleccionen dependenderán a su vez de los objetivos propuestos para la clase.

Por ejemplo, en el caso de la carta de José Martí a Manuel Mercado del 18 de mayo de 1895, el profesor puede usar el documento como apoyo a lo que él informa oralmente (método oral expositivo), o como base de un diálogo con sus alumnos (método de diálogo o elaboración conjunta), o como fuente para que estos trabajen de forma independiente (método de trabajo independiente), o todas esas variantes pueden estar presentes de forma combinada en la clase. En cada uno de los usos citados el documento cumple la función de soporte material del método de enseñanza seleccionado, a la vez que la de fuente del conocimiento histórico por la información que aporta.

Veamos ahora otra idea.

Cuando el profesor, para consolidar ideas sobre las razones que llevaron al Pacto del Zanjón se basa en el contenido de lo explicado por la teleprofesora en la videoclase, hace que unos alumnos busquen en su libro de texto lo que que allí aparece sobre los factores que llevaron a dicho pacto y, también propicia que otros lean y comenten a toda el aula lo que aparece en la lectura "El General Gómez" del Cuaderno Martiano de Secundaria Básica, se apreciará que todas estas fuentes están girando sobre un mismo asunto: aquellos factores que contribuyeron a que la Revolución del 68 se fuera desvertebrando, se fuera "desmigajando", como dijera Martí. Aquí estamos en presencia de un sistema de medios para el aprendizaje de un asunto.

Hablamos de sistema de medios cuando se aprecia concatenación, interdependencia, complementación y coherencia entre las fuentes del conocimiento histórico empleadas en la enseñanza.

Obsérvese en el ejemplo anterior cómo todas estas fuentes en calidad de medios aportan algo al aprendizaje de los factores que llevaron al Pacto del Zanjón. Aquí vemos como los medios se complementan, refuerzan una idea, existe una concatenación, una coherencia al servicio del aprendizaje.

De modo que cada medio cumple su función dentro del sistema y, por lo tanto, no debemos subestimar ninguno.

Como todos los educadores han podido constatar, con la presencia de la televisión y la computación en la escuela tenemos el privilegio de contar con formidables sistemas de medios en las videoclases y en los materiales didácticos digitalizados (software). En una videoclase el sistema de medios se expresa en la palabra del teleprofesor que explica, informa, pregunta, establece un hilo conductor en el tema en unidad orgánica con carteles, esquemas lógicos, fragmentos de películas, fotos, mapas, etcétera. Es incuestionable que cada videoclase, además de su valor como clase, contiene un valioso sistema de medios para la enseñanza de la Historia. Por su parte, en los software aparecen documentos históricos, mapas, textos explicativos, fotos, fragmentos de materiales audiovisuales, música de los himnos patrióticos o de la época, ilustraciones, etc. O sea, que cada software es también un sistema de medios en sí mismo.

El uso de la televisión, el video y la computación en la escuela secundaria básica constituyen una revolución en la concepción de la clase y propician que el maestro, el profesor, aproveche al máximo estos recursos para establecer relaciones con lo que él escribe en el pizarrón (palabras claves, fechas, nombres de personalidades, llaves, esquemas, cuadros sinópticos etc); con la conexión que logre con el uso del libro de texto y las tareas y otras fuentes a las que remita a sus alumnos, como pueden ser las enciclopedias, o los museos, los monumentos, las tarjas, los participantes en hechos históricos que viven en la localidad, etc.

En resumen, en la medida en que perfeccionemos el uso de los medios de la enseñanza de la Historia, concebidos como un sistema, estaremos en mejores condiciones de elevar la calidad del aprendizaje de nuestros alumnos.

 

Regresar a Temas para profundizar


  • · Metodólogo Nacional de Historia del Ministerio de Educación. Cuba.

Comentarios


Deja un comentario