Asamblea de Guáimaro

La guerra carecía de un modo único, tanto en el aspecto militar como político. Había diferencias de criterios entre los principales jefes de la Revolución, lo cual constituía un problema que había que solucionar de inmediato porque la falta de unidad podía impedir la buena marcha de la Revolución. El desarrollo de la lucha en tres regiones, cada una de las cuales tenía sus peculiaridades, las diversas opiniones que existían entre los combatientes en aspectos tan importantes como la forma en que debía ser conducida la guerra, la estructura de gobierno que debería dársele a la República en Armas y la manera en que se produciría la abolición de la esclavitud, determinaron la necesidad de unificar criterios dentro del campo cubano.

A la Asamblea de Guáimaro efectuada a partir del 10 diez de abril de 1869 estaremos dedicando el siguiente tema.

Sobre este momento trascendental de la historia Cubana escribió José Martí:“Tienen los pueblos, como los hombres, horas de heróica virtud, que suelen ser cuando el alma pública, en la niñez de la esperanza, cree hallar en los héroes, sublimados con el ejemplo unánime, la fuerza y el amor que han de sacarlos de agonía...”A esas “horas de heróica virtud”,

Los alzamientos no habían sido simultáneos y existían diferentes jefaturas en cada región en lucha, esto trajo como consecuencia la organización local y diferente de la revolución conforme a los propósitos y a la concepción que al movimiento en sí y a su desarrollo daban los iniciadores influyentes en cada una de las localidades.

• Oriente: Céspedes organiza en Oriente un gobierno personal, en el que representa la máxima autoridad la Junta revolucionaria de la Isla de Cuba, integrada por cinco miembros, y presidida por un Capitán General, cargo que se reserva. Mantiene la organización institucional española: los comandantes militares, los capitanes de partido y la unión de la Iglesia y el Estado.Para Céspedes la fuerza de España que no puede quebrantarse sino por la guerra. Por eso adopta la única forma de jefatura capaz de hacer la guerra que conoce el cubano: la Capitanía General.

• En Camagüey la conspiración ha sido alimentada por hombres, que viven, y hacen campaña libertaria, penetrados de una ideología democrática. Ignacio Agramonte, Salvador Cisneros Betancourt, Antonio Zambrana, Eduardo Agramonte y Piña, pretenden dar a Cuba una organización democrática, librándola, no sólo de la opresión, sino también del despotismo. Y, con este propósito, organizan el llamado Comité revolucionario del Camagüey, una junta de tres miembros, sin ejecutivo ni presidente, a manera de gobierno colegiado.

• En las Villas, que llegan las últimas al movimiento, se establece una Junta revolucionaria de cinco ciudadanos, encargados de la dirección de los asuntos provisionalmente. Además existían diferencias en cuanto a la forma de integrar el gobierno que representaría a la Republica en Armas, criterios en cuanto a la manera de conducir la guerra y abolir la esclavitud. Todo lo cual conducía a la necesidad de unificar criterios por el bién de la patria. Esta situación condujo a la reunión qu se produce el 10 de abril de 1869 en el poblado de Guáimaro, en Camagüey. La búsqueda de la unidad revolucionaria constituyó el objetivo fundamental de la Asamblea de Guáimaro.

En el escrito patriótico publicado en el periódico Patria bajo el título “El 10 de Abril” Martí expone las diferencias de criterios presentes en la reunión. (Cuadernos II pág 53 pa 2)

¿Qué objetivos tuvo la Asamblea de Guáimaro?

1- Al comparar las opiniones de los delegados se aprecian las diferencias de criterios en cuanto a la manera de lograrlos. Argumenta a partir de la información que ofrece el texto en las páginas 78 y 79.

Aspectos que debían ser acordados:

• Redacción de una Constitución o ley de leyes

• Organización del Gobierno de la República en Armas

• Forma en que sería abolida la esclavitud

La mayoría numérica de los delegados camagüeyanos y villareños con relación a los de la región oriental lo cual determinó que en los acuerdos tomados en Guáimaro prevalecieran sus criterios.

La importancia de acompañar el estudio de este tema con el análisis del texto del escrito patriótico “El 10 de Abril”, ofrece la visión martiana de este hecho y la descripción del ambiente presente en la reunión.

Algo que destaca Martí es el espíritu patriótico presente en Guáimaro, el desinterés y la voluntad de servir a la causa cubana.

¿De qué forma se relacionan la frase martiana “...almas en quienes la virtud patriótica sofocaba la emulación...” con lo expuesto en el tercer párrafo de la página 80 del texto?

Como podremos apreciar al estudiar el posterior desarrollo de la guerra algunas de las decisiones tomadas en Guáimaro con el propósito de fortalecer el carácter democrático del movimiento se convirtieron en un freno para su desarrollo, como fueron los obstáculos de la organización civilista acordada que limitaba las facultades de los mandos militares para ejercer sus funciones pero es justo reconocer el empeño de aquellos hombres de dotar de un cuerpo legal a la lucha que se iniciaba.

“Apiñadas las cabezas ansiosas, las cabezas de hacendados y de abogados y de coroneles, las cabezas quemadas del campo y las rubias de la universidad, vieron salir a la alegría del pueblo, los que de una aventura de gloria entraban en el decoro y obligación de la república los que llevaban ya en sí aquella majestad, y como súbita estatura, que pone en los hombres la confianza de sus ciudadanos”.

¿Por qué entraban en el “decoro y la obligación de la república los participantes en la Asamblea de Guáimaro?

Resultados de la Asamblea

Como resultado de la reunión en Guáimaro se acordó la abolición inmediata de la esclavitud, una estructura de gobierno en que el Poder Civil tenía amplias facultades y se aprobó la Primera Constitución de la República en Armas. La Asamblea de Guáimaro fue un paso importante, pero la realidad de la lucha se encargaría de demostrar que los acuerdos tomados en la misma, constituían en algunos casos un freno, del que habría que deshacerse en futuras etapas. Sin embargo, la reunión tiene el gran mérito histórico de fundar la República Cubana en Armas e inaugurar la tradición democrática dentro de las fuerzas revolucionarias.