El triunfo de la Revolución el 1ro de enero de 1959. Maniobras del imperialismo para impedir la victoria popular
A fines del año 1958, el Ejército Rebelde llevó a cabo una ofensiva contra la tiranía que puso en una situación difícil a la dictadura batistiana. Se acercaba el día del triunfo revolucionario definitivo, de la libertad plena de los cubanos, el día en que se cumpliría el precepto martiano de crear una sociedad con todos y para el bien de todos.
¿Cuáles fueron las principales acciones de esta ofensiva final de los Rebeldes, dirigidas por tres figuras imprescindibles en la historia de cuba.
. La invasión de Camilo y Che hasta Las Villas
. La Batalla de Guisa dirigida por Fidel
. El combate de Yaguajay dirigido por Camilo Cienfuegos
. La batalla de Santa Clara dirigida por Ernesto Che Guevara

{flv}batallaguisa{/flv}


En los últimos días del mes de diciembre de 1958, cuando ya se acercaba el momento de victoria definitiva del movimiento revolucionario, el imperialismo yanqui comenzó a maniobrar con rapidez para frustrar el triunfo popular. A tal efecto, los agentes norteamericanos encabezados por el embajador de Estados Unidos en Cuba, utilizaron a algunos miembros de la alta jerarquía militar cubana.
cantilloEl 28 de diciembre, el General de ejército de la tiranía Eulogio Cantillo logró una entrevista en Palma Soriano, con el comandante en jefe del Ejército Rebelde Fidel Castro. A demás de Fidel estuvieron presente entre otros Raúl Castro, Celia Sánchez y Vilma Espín.
El general Cantillo se había comprometido de manera engañosa a entregar a los criminales de guerra, a los malversadores y al propio Batista, para que fueran juzgados por los Tribunales Revolucionarios, también había acordado unirse al movimiento revolucionario con las tropas de santiago de Cuba el 31 de diciembre. Pero muy pronto se descubrió la traición de este sujeto al recibir Fidel una nota de Cantillo en la que faltaba a su promesa. La citada nota expresaba:
“Han variado mucho las circunstancias, en sentido favorable para una solución nacional (…) Le recomiendo no hacer nada en estos momentos y esperar los acontecimientos de la próxima semana, antes del día 6..”
El traidor Cantillo pretendía ganar tiempo y de acuerdo con el imperialismo yanqui, crear en
La Habana las condiciones necesarias para un golpe militar que obstaculizara el triunfo de la revolución. Pero la respuesta acertada y firme del Jefe de la Revolución no se hizo esperar.
(…) El contenido de la nota se aparta por completo de los acuerdos tomados, es ambiguo e incomprensible y me ha hecho perder la confianza en la seriedad de los acuerdos. Quedan rotas las hostilidades a partir de mañana (del día 31) a las 3 p.m. que fue la fecha y hora acordada para el movimiento.
Por su parte, Fulgencio Batista en La Habana, no esperó ni siquiera el final de la batalla de Santa Clara. En la madrugada del 1ro de enero de 1959 huyó cobardemente en un avión con rumbo a Santo Domingo donde gobernaba su amigo Rafael Leónidas Trujillo.
Aliado a los imperialistas, Cantillo solicitó a Batista su sustitución en la presidencia por un Gobierno Provisional. Cantillo formó de inmediato el Gobierno Provisional: una Junta Militar presidida por el doctor Carlos M. Piedra, magistrado del Tribunal Supremo de Justicia.
De esta forma el 1ro de enero de 1959 se produjo en Cuba un intento de golpe militar auspiciado por el imperialismo yanqui. Decimos intento, porque aquella junta solo duró unas horas, el movimiento revolucionario, que era invencible, la destruyó. En las primeras horas de la mañana el pueblo cubano escuchó las orientaciones de Fidel a través de Radio
A partir de lo observado en el material y los fragmentos de tu Lt Pág. 306.
¿Cuáles fueron las orientaciones que dio Fidel al pueblo y al Ejército Rebelde?
Todas las fuerzas del Ejército Rebelde, que actuaban con una unidad sin fisuras y una alta disciplina revolucionaria, cumplieron a cabalidad las órdenes. El enemigo tuvo que presentar la rendición en todas las ciudades del país. El 1ro de enero Fidel entraba en Santiago de Cuba después de 6 años del asalto al cuartel Moncada, quedaban atrás en las páginas gloriosas de la historia cientos de combates de la montaña y del llano, miles de mártires inolvidables, pero al fin la victoria popular se alcanzaba definitivamente.
Pocas horas después de su entrada Raúl Castro tomo el Cuartel Moncada.
Ese día Fidel dirigió una importante alocución al pueblo santiaguero:
(…) Duro y largo ha sido el camino, pero hemos llegado (…) Esta vez no se frustrará la Revolución. Esta vez por fortuna para Cuba, la Revolución llegará de verdad a su término; no será como en el 95, que vinieron los americanos y se hicieron dueños del país (…) no será como en el 33, que cuando el pueblo empezó a creer que la revolución se estaba haciendo, vino el señor Batista, traicionó la revolución, se apoderó del poder e instauró una dictadura feroz; no será como en el 44, año en que las multitudes se enardecieron creyendo que al fin el pueblo había llegado al poder, y los que llegaron al poder fueron los ladrones. ¡Ni ladrones, ni traidores, ni intervencionistas, esta vez si es una revolución (…)
Como última medida para desbaratar las maniobras imperialistas y sus aliados de la oligarquía nacional, Fidel hizo un llamado a la huelga general revolucionaria, que entre otras cosas decía:
El pueblo de Cuba y los trabajadores deben inmediatamente prepararse para que el día 2 de enero se inicie en todo el país la huelga general apoyando a las armas revolucionarias y garantizar así la victoria total de la Revolución (…)
De acuerdo con lo expuesto en el documento anterior
¿Con qué factor decisivo contaba Fidel para asegurar la victoria de la Revolución? ¿Qué importancia le concedes a esta huelga?
Al valorar posteriormente el significado que tuvo la participación masiva de la clase obrera en la huelga de enero de 1959, el comandante en jefe, Fidel castro ha expresado:
(…) cuando la Revolución está triunfando y cuando el imperialismo maniobra para quitar a Batista y poner a otro similar, y se produce un golpe de Estado en la capital, y tratan de sabotear la Revolución, ya en ese momento la clase obrera juega un papel decisivo; porque en este instante las tropas rebeldes, los hombres armados, éramos solamente 3 mil hombres. Tres mil hombres que ciertamente tenían la isla dividida en dos, que estaban atacando ya al cuartel de Santa Clara y que habían cercado ya a 17 mil soldados batistianos en la provincia de Oriente; ¡pero eran solamente 3 mil hombres! ¿Y cómo desbaratar aquellas maniobras del imperialismo? ¿Cómo empezar a librar la futura lucha que iba a ser todavía más difícil? Ese es el momento en que entra en acción con todas sus fuerzas la clase obrera, secundando el llamado a la huelga general revolucionaria, a la que de manera unánime respondió el proletariado cubano, dando el apoyo que permitió desbaratar las maniobras del imperialismo en aquel instante.
Mientras tanto ese mismo día los jefes de las gloriosas columnas invasoras comandantes Camilo Cienfuegos y Ernesto Che Guevara, cumpliendo órdenes de Fidel, marcharon sobre la Habana y rindieron a su paso las fortalezas que aún quedaban en manos del enemigo.
El 2 de enero de 1959, Camilo penetró en el Campamento de Columbia y tomó el mando de la fortificación militar más importante del país. Mientras tanto, el Che ocupó la fortaleza de la Cabaña. En ambos casos no hubo la menor resistencia.
Ya con el sabor de la victoria, partió desde Santiago hacia la Habana la Caravana de la libertad, compuesta por decenas de blindados y otros vehículos cuyos tripulantes eran los heroicos barbudos, como cariñosamente se les decía a los rebeldes, encabezados por Fidel. El jueves 8 de enero de 1959 el pueblo de La Habana, volcado en las calles, recibió a Fidel y a las fuerzas que le acompañaban.
Significación del triunfo revolucionario. Papel de la unidad y de Fidel como líder aglutinador político-militar en la victoria
{flv}fidelradiorebelde{/flv} Después de medio siglo las imágenes que muestran el júbilo popular por el triunfo revolucionario del primero de enero de 1959 no dejan de ser impactantes. Una inmensa alegría y esperanza reflejada en los rostros del pueblo. Admiración por los jóvenes rebeldes y el sentir general de estar viviendo un momento histórico irrepetible.
Pero por muy conscientes que estuviesen los cubanos y cubanas de aquellos días, de la grandeza que entrañaba el desplome de la tiranía y la victoria popular, era muy difícil que pudieran prever en toda su dimensión el significado del triunfo que estaban disfrutando.

Para nosotros es más fácil, tenemos elementos de juicio aportados por el devenir histórico de más de medio siglo de Revolución Cubana que reafirman con creces las esperanzas de aquellos que tuvieron el privilegio de vivir con toda intensidad aquel enero de 1959.
fidel-en-la-sierra-maestra1-580x371Al iniciar el tema que hoy nos ocupa debemos recordar el carácter continuo de las luchas del pueblo cubano desde el momento en que Carlos Manuel de Céspedes lideró el enfrentamiento al régimen colonial hasta la Revolución conducida victoriosamente por Fidel Castro.
Esa continuidad ha estado expresada en las ideas y principios enarbolados por diferentes generaciones de cubanos que tienen más de 140 años de expresados:
· Independencia, justicia social, antiimperialismo e ideal democrático
Continuidad que ha estado presente en las tradiciones históricas, combativas y revolucionarias aportadas por cada etapa que nos ha antecedido y por las figuras que en ellas participaron y hechos que protagonizaron. Continuidad expresada también en la comprensión cabal por los más lúcidos conductores de la lucha, del papel esencial del logro de la unidad para obtener la victoria.
Hemos recordado aspectos relacionados con el carácter continuo de las luchas del pueblo cubano dado que uno de ellos es la comprensión que los líderes más avanzados en cada etapa tuvieron del logro de la unidad revolucionaria como condición indispensable para el éxito y es algo a tener presente al valorar el papel de Fidel como líder aglutinador político y militar durante el enfrentamiento a la tiranía de Fulgencio Batista.
El enfrentamiento al régimen dictatorial por diferentes sectores y organizaciones necesariamente requería de la unidad que permitiera encauzar las acciones de todos los interesados en poner fin a la dictadura.
¿Qué tienen en común la firma del Pacto de México en agosto de 1956, la creación del Frente Obrero Nacional Unido en octubre de 1958 y el Pacto del Pedrero el 1ro de diciembre de 1958?
Constituyen tres momentos donde se fortaleció la unidad de los revolucionarios y en todos estuvo presente el empuje aglutinador del Comandante en Jefe como parte de la estrategia revolucionaria que permitiría alcanzar el triunfo.
· En el primero de los casos (Pacto de México) se establecó el compromiso del Directorio Revolucionario y del M-26-7 para actuar coordinadamente en el enfrentamiento a la tiranía
· Con la creación del FONU se ganaba en unidad dentro de sectores del movimiento obrero, miembros del Directorio Revolucionario, militantes del PSP y el M-26-7
· El Pacto del Pedrero logró conjurar el peligro del divisionismo en la zona del Escambray en Las Villas fomentado por el grupo encabezado por Eloy Gutiérrez al aglutinar a las fuerzas revolucionarias del Directorio, PSP y los combatientes que estaban bajo el mando de Camilo y Che.
La línea trazada por Fidel desde la máxima dirección de la lucha fue siempre una línea de unidad entre los revolucionarios, dentro o fuera del M-26-7.
Lee nuevamente el capitulo VIII y consulta tus notas de clase:
1- ¿Qué otros hechos reflejan el papel de Fidel como impulsor de la unidad revolucionaria?
Un aspecto que necesariamente debe ser tratado al valorar el desempeño de Fidel Castro como conductor revolucionario, es aquel que está relacionado con su condición de estratega militar de la lucha guerrillera, lo cual está avalado por el éxito de la aplicación de la estrategia revolucionaria que condujo al triunfo y que va desde la concepción misma del movimiento revolucionario, la conducción de acciones militares que incluyó la dirección personal de combates, hasta el desmantelamiento de los intentos de arrebatar el triunfo por la traición de militares batistianos en contubernio con la embajada yanqui.
Radio Rebelde fue la voz de la verdad. Atendida directamente por Fidel, la emisora ganó un sólido e indiscutible crédito, tanto en la isla como en el exterior, por la exactitud de sus datos y la precisión orientadora. Una muestra elocuente de esa cualidad se tiene en el parte de guerra que reproducimos en esta página, donde se da cuenta de las operaciones llevadas a cabo por el Ejército Rebelde en la región oriental durante la ofensiva final contra el oprobioso régimen que por entonces padecía la Patria. El Comandante en Jefe, con un estricto apego a los hechos, refleja con objetividad la situación y revela, con su acostumbrada agudeza política, la estrategia a seguir.
¿Qué factores posibilitaron el triunfo revolucionario?

· El diseño y aplicación de una certera estrategia revolucionaria de lucha que tuvo en cuenta el apoyo del campesinado a la guerrilla, los combatientes clandestinos en las ciudades como complemento indispensable del principal frente de combate y el empleo de la Huelga General Revolucionaria para consolidar la victoria.
· El uso de órganos de propaganda revolucionaria, el apego a la verdad, el respeto al enemigo vencido y la movilización del pueblo en apoyo a la Revolución.
Todos estos indisolublemente ligados a la certera conducción político militar de la lucha ejercida por Fidel.
Hasta este punto nos hemos referido a factores que condujeron al triunfo, pero me gustaría que centráramos nuestra atención en otro importante aspecto:
· ¿Cuál fue su significado?
· ¿En qué forma cambió la vida de millones de cubanos?
· ¿Qué influencia ha tenido el triunfo de la Revolución Cubana en el escenario internacional?
Sobre la significación del triunfo de la Revolución Cubana:
Lee la página 308 del texto y consulta en la biblioteca escolar artículos de prensa relacionados con el tema y redacta un texto que recoja los aspectos que más llamen tu atención sobre este tema.

Conclusiones
A fines del año 1958, el Ejército Rebelde llevó a cabo una ofensiva contra la tiranía que puso en una situación difícil a la dictadura batistiana.
Cuando ya se acercaba el momento de victoria definitiva del movimiento revolucionario, el imperialismo yanqui comenzó a maniobrar con rapidez para frustrar el triunfo popular.
El éxito de la aplicación de la estrategia revolucionaria que condujo al triunfo parte de la concepción misma del movimiento revolucionario, la conducción de acciones militares que incluyó la dirección personal de combates, hasta el desmantelamiento de los intentos de arrebatar el triunfo por la traición de militares batistianos en contubernio con la embajada yanqui.

Comentarios


Deja un comentario